Publicado: 28.04.2015 10:55 |Actualizado: 28.04.2015 16:21

Tsipras dice que podría convocar un referéndum en caso de un mal acuerdo con la troika

El primer ministro griego espera llegar a un "acuerdo de mínimos", pero reconoce que sigue habiendo diferencias importantes.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su despacho, antes de reunirse con el premio nobel estadounidense Paul Krugman. EFE/EPA/YANNIS KOLESIDIS

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su despacho, antes de reunirse con el premio nobel estadounidense Paul Krugman. EFE/EPA/YANNIS KOLESIDIS

ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, descartó este martes de forma categórica la convocatoria de elecciones anticipadas en caso de que no se llegue a un acuerdo con los acreedores, pero no la posibilidad de convocar un referéndum.



"No tengo derecho a decidir por el pueblo si las negociaciones llegan a un punto en que no correspondieran al mandato popular", argumenta Tsipras

"¿Qué sentido tiene convocar elecciones? Somos un gobierno elegido hace tres meses", dijo Tsipras durante un programa de entrevistas con participación ciudadana emitido en la televisión privada Star.

La posibilidad de consultar directamente al pueblo griego sobre las imposiciones de la troika al país ya fue planteada en noviembre de 2011 por el entonces ministro, el socialista Yorgos Papandreu. Europa entera, con la Alemania de Merkel a la cabeza se le tiró a la yugular y Papandreu se echó atrás.

Pese a ese precedente, Tsipras reiteró su confianza en que su Gobierno llegará a un acuerdo con las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional) que permita el desembolso del último tramo del rescate, pero señaló que en caso de que se plantee una situación que no corresponda al mandato recibido en las urnas, consultaría al pueblo mediante un referéndum.

"No tengo derecho a decidir por el pueblo si las negociaciones llegan a un punto en que no correspondieran al mandato popular", señaló Tsipras en alusión a la eventualidad que se plantee una salida del euro o un acuerdo que viole las líneas rojas marcadas por su Gobierno.

El primer ministro griego no quiso entrar en los detalles de las negociaciones que se están llevando a cabo, pero reconoció que sigue habiendo diferencias respecto a estas líneas rojas, como son la restauración de los convenios colectivos o la restitución "en varios plazos" del salario mínimo.

Otro de los escollos lo sigue constituyendo la exigencia de los socios de elevar el IVA en las islas, algo que Atenas rechaza al menos de forma generalizada.

Por ello, manifestó su confianza en que esta semana, "o a más tardar la próxima" se logre un acuerdo "de mínimos" en el denominado Grupo de Bruselas que permita cerrar las negociaciones sobre el rescate.

Tsipras respaldó a su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, contra las fuertes críticas de las que ha sido blanco por parte de los socios en el Eurogrupo, y aseguró que es una importante "baza" del Gobierno.

Según Tsipras, Varoufakis ha molestado a sus colegas porque, como economista, "habla mejor su idioma que ellos".

No obstante, reconoció que el ministro es alguien que "insiste" mucho en sus posiciones.

El primer ministro describió la ausencia de Varoufakis de la cena del Eurogrupo, que el ministro atribuyó a que prefería estar con sus amigos y colegas, como "parte del juego de la negociación".

Preguntado por el cambio en el equipo de negociación acordado el domingo tras el aluvión de críticas a Varoufakis, Tsipras señaló que en un momento tan crítico de la negociación había necesidad de una reorganización.

Etiquetas