Publicado: 03.07.2015 21:01 |Actualizado: 03.07.2015 22:10

Tsipras: "El domingo mandaremos un mensaje de dignidad y democracia"

El primer ministro griego finaliza la campaña por 'no' en el referéndum con un acto multitudinario en la plaza Syntagma: "En el lugar donde nació la democracia damos una oportunidad a Europa para volver a los valores que abandonó en favor de la austeridad"

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 15
Comentarios:
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, durante su intervención en la plaza Syntagma de Atenas. - REUTERS

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, durante su intervención en la plaza Syntagma de Atenas. - REUTERS

ATENAS.- Recibido al grito de "oxi, oxi, oxi", Alexis Tsipras se ha dado todo un baño de masas en una plaza Syntagma hasta la bandera para cerrar su campaña este viernes por el 'no' en el referéndum griego del próximo domingo. El mensaje del primer ministro heleno ha sido rotundo y ha pedido a sus conciudadanos que digan 'no' "a quienes les aterrorizan" y que rechacen la propuesta de la antigua troika para solucionar los problemas financieros del país en la consulta.

"El domingo no decidimos solo vivir en Europa. Decidimos vivir con dignidad en Europa. Luchar y vivir como iguales en Europa", proclamó Tsipras ante los miles de congregados ante el Parlamento griego, en el centro de Atenas. "El domingo mandaremos un mensaje de dignidad y democracia", continuó.

La votación se ha convertido en casi un plebiscito sobre la gestión del Gobierno griego durante los últimos meses en las negociaciones con los acreedores. Desde que ganara las elecciones el pasado mes de enero, el equipo de Tsipras ha gozado de unos grandes niveles de popularidad entre la población. Sin embargo, las presiones y las amenazas de la Unión Europea también han surtido efecto y el resultado de la votación del domingo no está nada claro. De hecho, las últimas encuestas da una ligera venta al 'sí', a aceptar las condiciones de la troika, frente al 'no'.

"Volver a escribir la Historia"

Ante la trascendencia de la votación, era importante para el líder de Syriza sentirse arropado. Y así ha sido. Más de 25.000 personas han acompañado en Syntagma al primer ministro griego. Es más, a la conclusión del mitin, la plaza, todavía abarrotada, se convirtió en toda una fiesta, con la gente cantando y bailando, informa Alberto Sicilia desde Atenas.



Tsipras quiso llegar a lo más hondo de los congregados, representantes de una población consumida y harta de recortes y austeridad. El jefe del Ejecutivo heleno recordó que los griegos tienen este domingo una oportunidad de volver a "hacer historia en el lugar donde nació la democracia". "El pueblo heleno probó varias veces en su historia que sabe responder a los ultimátum. Los ultimátum a veces se convierten en un bumerán. Os llamo a escribir la Historia otra vez. Os llamo a decir otra vez 'no' a los ultimátum", reclamó. 

Tsipras: "Tenemos razón y por eso venceremos.
Nadie puede ocultar que tenemos razón"

"Hoy festejamos y cantamos para hacer frente al miedo y a los chantajes. Hoy no protestamos, hoy festejamos, la democracia es una fiesta, y festejamos la victoria de la democracia", recalcó Tsipras durante su intervención. Antes, el líder de Syriza ya había lanzado un mensaje por televisión para, también, pedir el voto por el 'no' y recordar, entre otras cosas, que el FMI en su último informe confirmó lo "obvio": la deuda griega "es insostenible". 

En Syntagma, el primer ministro griego defendió asimismo que independientemente de cuál sea el resultado del referéndum del domingo, "ya hemos ganado, porque Grecia ha mandado un mensaje de dignidad". "En el lugar donde nació la democracia damos una oportunidad a Europa para volver a sus valores originales, estos valores que abandonó hace años en favor de la austeridad", dijo.

Tsipras pidió a los ciudadanos que no presten atención a "las sirenas del miedo", en alusión a los que proclaman que el 'no' es el principio de la salida de Grecia del euro, y que adopten su decisión "con calma y determinación, para una Grecia orgullosa en un Europa democrática". "Tenemos razón y por eso venceremos. Nadie puede ocultar que tenemos razón", concluyó.

Tsipras ante una plaza Syntagma abarrotada. - REUTERS

Tsipras ante una plaza Syntagma abarrotada. - REUTERS

Concentración de apoyo en Madrid

En paralelo al acto en la plaza de Syntagma, una plataforma formada por partidos políticos, empresarios y sindicatos, pedía el 'sí' en una concentración también festiva y multitudinaria ante los pies del antiguo estadio olímpico de Atenas.

En este mitin tomaron la palabra pequeños empresarios, representantes municipales de distintas localidades, así como el alcalde de Atenas, el independiente Yorgos Kaminis, uno de los organizadores de la plataforma del 'sí'. "Nos obligan a votar sin darnos tiempo para pensar, para debatir con calma, con una pregunta que nadie puede entender. Tsipras ya no tiene con quien discutir en Europa, nadie le cree. Nadie nos regaló la democracia, la construimos con mucho esfuerzo y la protegeremos", dijo Kaminis.

Miles de griegos también se congregaron a los pies del antiguo estadio olímpico de Atenas para pedir el 'sí'

Asimismo, en Madrid, cientos de personas se han concretado frente a la embajada de Grecia para proclamar su solidaridad al pueblo griego y al Gobierno de Tsipras.  La "vigilia" ha sido convocada por Marchas por la dignidad, Podemos, Izquierda Unida (IU), Recortes Cero, Attac y otras organizaciones de unidad popular, de forma previa a la manifestación organizada para el domingo en la capital a las doce del mediodía que transcurrirá entre la Plaza del Callao y Cibeles, de forma simultánea a las de otras ciudades españolas y europeas.

Estas organizaciones se muestran "preocupadas" por las "políticas de austeridad impuestas por la troika a Grecia" y hacen un llamamiento para que se muestre su apoyo a este país. El representante de Marchas de la Dignidad, Ernesto Sarabia, ha leído un manifiesto que ha apelado a la "solidaridad" de la sociedad española con el pueblo griego y ha asegurado que "todos somos griegos, somos Grecia y Grecia grita no".

"Ha recibido un ataque sin precedentes por parte de las instituciones financieras y no financieras europeas e internacionales, con la excusa de rescatar al país de una crisis de la deuda soberana, que en realidad era una crisis bancaria", subraya el manifiesto. Se han repartido entre los asistentes carteles con lemas como "Stop Merkel, start democracy", "Stop exploting Greece" o "¿Grecia en ruinas?¡Bárbaros!" y banderas griegas, mientras se escuchaba el "Vals del obrero" de SKA-P y "El coro de los esclavos" de una ópera de Verdi, y se bailaba un improvisado sirtaki griego.