Publicado: 08.04.2015 10:56 |Actualizado: 08.04.2015 14:27

Tsipras visita a Putin y tensa la cuerda con la Unión Europea

El primer ministro de Grecia se reúne con el presidente de Rusia para hablar sobre las relaciones de Moscú con la UE. El líder ruso considera que "la visita no puede ser más oportuna".

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7
Comentarios:
El presidente ruso Vladimir Putin con el primer ministro griego Alexis Tsipras, en el Kremlin, en Moscú.. REUTERS/Alexander Zemlianichenko

El presidente ruso Vladimir Putin con el primer ministro griego Alexis Tsipras, en el Kremlin, en Moscú.. REUTERS/Alexander Zemlianichenko

MOSCÚ.- El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras se reúne  en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin, en un momento crítico de las negociaciones de Atenas con la Unión Europa acerca de la deuda griega.

Al comienzo de la reunión cara a cara entre ambos mandatarios, Putin señaló que la visita del jefe del Gobierno griego "no puede ser más oportuna", al darle la bienvenida delante de la prensa. "Necesitamos hablar de cómo recuperar el antiguo ritmo de intercambio comercial", agregó, en alusión al daño que las sanciones entre la UE y Rusia han causado al comercio bilateral.

En la reunión, ambos mandatarios discutirán sobre la posibilidad de que Grecia se conecte al nuevo gasoducto ruso-turco (Turkish Stream) que se proyecta construir por el fondo del Mar Negro, según informó la oficina de prensa de la Presidencia rusa. Con el nuevo proyecto, Rusia quiere suministrar a Turquía unos 63.000 millones de metros cúbicos de gas, de los cuáles 14.000 millones quedarían en ese país y el resto llegaría hasta la frontera con Grecia.



La visita de Tsipras a Moscú, que  ha levantado los recelos de Bruselas y en otras capitales de la UE, se produce en la víspera de la fecha fijada para el pago por parte de Grecia al FMI de 450 millones de euros como parte de la ayuda recibida.

Aunque el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, aseguró que se efectuará el pago, la visita de Tsipras a Moscú se ve con mucho recelo por la Unión Europea, que teme que se rompa la unidad comunitaria frente a Rusia. Frente a esta tensa situación, Grecia se mantiene en la misma postura ya que cree que "cada país también tiene el derecho soberano de cuidar y mejorar sus relaciones bilaterales".

La prensa rusa ha especulado estos días con que Moscú estaría dispuesta a reducir el precio del gas que exporta a Grecia y a conceder nuevos créditos al Gobierno griego a pesar de que el país está pasando por una grave crisis económica.

El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, ha negado que Grecia haya solicitado ayuda financiera a Moscú. Un funcionario griego respaldó las palabras de éste, confirmando que los problemas financieros quiere resolverlos dentro de la Unión Europea. "Queremos resolver nuestra deuda y los problemas financieros dentro de la zona euro".

Tsipras permanecerá hasta el jueves en la capital rusa, donde mantendrá conversaciones también con el primer ministro, Dmitri Medvédev, y el presidente de la Duma (Cámara baja), Serguéi Narishkin.