Publicado: 20.05.2015 14:35 |Actualizado: 20.05.2015 14:41

Tsipras busca un gran acuerdo con la UE que incluya la renegociación de la deuda

El primer ministro griego se reúne en Riga con Merkel y Hollande para intentar dar el impulso final a las negociaciones 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Tsipras en un discurso ante la Federación Empresarial de Grecia. REUTERS

Tsipras en un discurso ante la Federación Empresarial de Grecia. REUTERS

ATENAS.- Alexis Tsipras, apremiado porque su país no dispone de recursos suficientes para hacer frente a las obligaciones internacionales en junio, apuesta por un pacto global, que pretende que sea definitivo, y que incluya el espinoso tema de la renegociación de la deuda

En la cumbre de Riga (Letonia) que se celebrará los próximos jueves y viernes, el líder griego mantendrá conversaciones aparte con la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande, en las que espera dar un empujón a unas negociaciones que a nivel técnico avanzan con lentitud.



Grecia no tiene recursos para hacer frente a las obligaciones internacionales de 1.500 millones en junio 

Tanto los demás países europeos como las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) que participan en las diversas reuniones con Grecia, han hablado en las últimas semanas de progresos, aunque han reconocido que sigue habiendo un importante escollo en las líneas rojas que se ha marcado el gobierno de Syriza.

El desgaste político y financiero que sufre el ejecutivo griego parece haberle hecho ceder en  algunos temas que eran tabú al comienzo de las negociaciones, como, por ejemplo, la eliminación este año del controvertido impuesto sobre la propiedad inmobiliaria conocido como ENFIA, mantiene su rechazo a bajar salarios y pensiones y a liberalizar aún más el mercado de trabajo.

Una manifestación en Atenas por la sanidad pasa frente a las banderas alemana y griega. REUTERS

Una manifestación en Atenas por la sanidad pasa frente a las banderas alemana y griega. REUTERS

"Ahora es el momento en que culminan las negociaciones, ahora ha llegado el momento de la verdad, concretamente el 5 de junio", dijo hoy en declaraciones a la cadena privada de televisión Ant1 uno de los portavoces del grupo parlamentario de Syirza, Nikos Fillis.

Con esa fecha hacía alusión al vencimiento de un crédito de 300 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI), tan solo uno de los pagos que tiene que efectuar Grecia en junio por un total de 1.500 millones de euros. Filis dejó claro que "sin un acuerdo que resuelva los problemas actuales de liquidez, (los acreedores) no recibirán ningún dinero".

Las presiones internas desde el ala más izquierdista de Syriza y la conciencia de que un acuerdo parcial tan solo permitiría ganar al país un alivio de un par de semanas, pues los 7.200 millones de euros pendientes del rescate ni siquiera alcanzan para cubrir los pagos a los acreedores hasta septiembre, han llevado a Tsipras a recuperar el tema más espinoso, el de la deuda.

Fuentes gubernamentales han asegurado que el primer ministro no quiere ya un compromiso a tramos, pues considera que los acuerdos a corto plazo tan solo elevan la asfixia de la economía y alimentan la incertidumbre de los mercados.​