Publicado: 27.12.2014 21:38 |Actualizado: 27.12.2014 21:38

A un turbulento 2014 le seguirá un 2015 que no será más tranquilo 

Los analistas avisan que el mundo se enfrentará en el nuevo año a "un abanico inusualmente amplio de desafíos": desde las amenazas de Corea del Norte a la tensión en Oriente Medio y la presión del Estado Islámico, pasando por las incipiente crisis económica en Rusia, mientras persiste el azote del ébola.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Un par de peatones sentados en un banco en la zona de seguridad administrada por la ONU en Nicosia, la única capital dividida del mundo, con el sur (griego) y el norte (turco) separada por la llamada 'Línea Verde' desmilitarizada. REUTERS / Yannis Behraki

Un par de peatones sentados en un banco en la zona de seguridad administrada por la ONU en Nicosia, la única capital dividida del mundo, con el sur (griego) y el norte (turco) separada por la llamada 'Línea Verde' desmilitarizada. REUTERS / Yannis Behrakis

NUEVA YORK.- Desde la crisis financiera en Rusia a la ciberguerra con Corea del Norte, 2014 ha generado nuevos focos de atención en sus últimos días, anticipando un 2015 igual de turbulento.

Casi todas las principales confrontaciones, como la batalla contra los combatientes del Estado Islámico, el enfrentamiento de Occidente con Rusia por Ucrania y la lucha contra el ébola, seguirán en marcha. Otros nuevos podrían comenzar en breve.

"Normalmente en un año como este se podría esperar que las cosas se calmen", dijo John Bassett, ex alto cargo de la agencia de inteligencia británica GCHQ y ahora asociado en la Universidad de Oxford. "Pero ninguno de estos problemas han sido resueltos y sus catalizadores no se han disipado", dijo.



Las muertes por ataques de insurgentes aumentaron a lo largo de este ño un 60% a un máximo récord

Las causas son variadas: un cambio global del poder económico desde Occidente, las nuevas tecnologías, las rivalidades regionales y la ira por la creciente desigualdad en el reparto de la riqueza.

En junio, un informe del Institute for Economics and Peace mostró que la paz mundial caía por séptimo año consecutivo desde 2007, revirtiendo una tendencia de mejora durante décadas.

El mismo grupo dijo en noviembre que las muertes de ataques de insurgentes aumentaron un 60% a un máximo récord, principalmente en Irak, Siria, Afganistán, Pakistán y Nigeria, en un momento en el que la capacidad de Occidente para responder militarmente está condicionada a la medida en que Washington y sus aliados europeos recortan los presupuestos de defensa.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en un acto de homenaje al servicio de seguridad en el Palacio del Kremlin. REUTERS / Alexei Druzhinin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en un acto de homenaje al servicio de seguridad en el Palacio del Kremlin. REUTERS / Alexei Druzhinin

El enigma ruso

Mientras los responsables occidentales esperan que la crisis económica de Rusia frene las ambiciones de Vladimir Putin, otros temen que pueda ser más impredecible. "No va a hacer necesariamente que Rusia se comporte mejor", dijo Christopher Harmer, un expiloto estadounidense ahora en el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Los responsables de la OTAN dicen que la alianza consideraría cualquier agresión, incluso encubierta, en los estados bálticos de la OTAN como un acto de guerra.

China está aumentando su poderío militar. Reclama casi todo el Mar del Sur de China, que se cree que es rico en petróleo y gas. Brunei, Malasia, Filipinas, Vietnam y Taiwán también han hecho reclamaciones.

Un grupo de soldados participan en una ceremonia oficial en la Plaza de Tiananmen de Pekín. REUTERS/China Daily

Un grupo de soldados participan en una ceremonia oficial en la Plaza de Tiananmen de Pekín. REUTERS/China Daily

En el Mar de China Oriental, una serie de islotes reclamados por China y Japón han tensado sus relaciones gravemente.

Algunos responsables y analistas dicen que el estiramiento de Occidente supone que un enfrentamiento en un lugar del mundo puede alentar a posibles adversarios a probar su suerte en otros lugares, un factor en potencia en la creciente autoafirmación de Corea del Norte.

El líder de Corea del Norte Kim Jong Un junto a trabajadores de una planta textil. REUTERS/KCNA

El líder de Corea del Norte Kim Jong Un junto a trabajadores de una planta textil. REUTERS/KCNA

"El reciente pirateo a Sony ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de Occidente a la creciente amenaza que suponen los ciberataques"

Washington ha acusado a Pyongyang de lanzar un ciberataque contra Sony Pictures después de hacer una película sobre el asesinato ficticio del líder Kim Jong Un. Corea del Norte ha rechazado la acusación.

"El reciente pirateo a Sony ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de Occidente a la creciente amenaza que suponen los ciberataques", dijo Alastair Newton, analista político de Nomura.

El presidente de EEUU, Barack Obama, en la rueda de prensa en la Casa Blanca tras el ciberataque contra Sony Pictures. REUTERS/Larry Downing

El presidente de EEUU, Barack Obama, en la rueda de prensa en la Casa Blanca tras el ciberataque contra Sony Pictures. REUTERS/Larry Downing

La vorágine de Oriente Medio

Los adversarios de Washington se hacen cada vez más adeptos a la "guerra ambigua", usando tácticas que niegan o fuerzas como los "pequeños hombres verdes" en uniformes y vehículos sin símbolos que Occidente dice que Rusia envió a Ucrania.

Las tácticas encubiertas podrían no ser suficiente para satisfacer a Israel en tratar de reducir el programa nuclear de Irán. A medio año de una fecha límite para un acuerdo, algunos analistas creen que el Gobierno de Israel podría lanzar un golpe militar para bloquearlo.

"Si Irán alcanza un acuerdo, y si sigue habiendo un gran condicional, eso podría constituir un desencadenante para tal acto", dijo Nigel Inkster, anterior subjefe del servicio secreto británico MI6 y ahora jefe de amenazas transnacionales del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos de Londres. Añadió que en gran parte dependería de si el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, gana las elecciones de marzo y cómo de dura sería su coalición.

Miembros de las fuerzas iraquíes sostienen una bandera del Estado Islámico, junto a los cadáveres de yihadistas en las afueras de la ciudad de Ramadi. REUTERS/Stringer

Miembros de las fuerzas iraquíes sostienen una bandera del Estado Islámico, junto a los cadáveres de yihadistas en las afueras de la ciudad de Ramadi. REUTERS/Stringer

La mayoría de las potencias mundiales coincide sobre una de las amenazas: Hacer retroceder al Estado Islámico en Irak y Siria es una alta prioridad para los países de Occidente, las potencias del Golfo Pérsico y Turquía, Rusia y China.

Sin embargo, que puedan limar sus diferencias sobre el destino del presidente sirio, Bashar el Asad, sigue siendo incierto.

Algunos ya están preocupados de que la operación contra el Estados Islámico inicialmente para salvaguardar a las minorías de refugiados en el norte de Irak, está sufriendo una ampliación de actividades al avistarse las próximas elecciones de Estados Unidos. Más de 1.000 miembros de la 82ª División Aerotransportada serán desplegados en Irak en Año Nuevo para ayudar a entrenar a las fuerzas iraquíes.

Un sepulturero prepara nuevas tumbas para las víctimas del ébola, en el cementerio de Freetown, la capital de Sierra Leona. REUTERS/Baz Ratner

Un sepulturero prepara nuevas tumbas para las víctimas del ébola, en el cementerio de Freetown, la capital de Sierra Leona. REUTERS/Baz Ratner

Los primeros meses de 2015 también serán clave para detener a un enemigo muy diferente: el ébola. Un gran despliegue estadounidense para construir centros de tratamiento en Liberia tiene como objetivo ayudar a ralentizar la aparición de nuevos casos, pero el virus se sigue extendiendo en Sierra Leona y Guinea.

"Realmente es un abanico inusualmente amplio desafíos", dijo Kathleen Hicks, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.