Publicado:  15.01.2012 09:30 | Actualizado:  15.01.2012 09:30

Un turista español entre los fallecidos en el barco

El accidente deja seis muertos y 14 desaparecidos

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por la mañana, tres buenas noticias: una pareja de surcoreanos y un italiano, miembro de la tripulación, habían sido rescatados de las entrañas del crucero de lujo Costa Concordia, naufragado en la noche del viernes frente a la isla de Griglio, en la Toscana. Por la tarde, pasadas las cuatro, un golpe de la realidad: los submarinistas localizaban los cuerpos sin vida de dos ancianos en la parte sumergida de la popa del barco.

Uno de ellos, el español Guillermo Gual, originario de Palma de Mallorca, que viajaba con otros ocho amigos y familiares. Su desaparición la denunció a la agencia Efe el sábado Vicente Salvador, mallorquín de 20 años y novio de la sobrina de Gual. Según el testimonio del joven, después de sentir el primer impacto, el grupo se separó, perdiendo de vista al hombre, de 68 años.

El otro fallecido, según confirmó la Guardia Costera, es Giovanni Masia, nacido en 1926. Los cuerpos de ambos fueron trasladados al hospital de Grosseto. Un sexto cuerpo, también de un pasajero adulto varón, fue hallado en la madrugada del lunes, según la televisión italiana. El número de víctimas mortales aumenta de esta manera a seis, mientras que al menos 14 pasajeros, de los 4.229 que viajaban en la nave, continúan desaparecidos, entre ellos un padre y su hija de cinco años.

Los equipos de rescate seguían trabajando a destajo a última hora del domingo inspeccionando camarote por camarote con la esperanza de hallar más supervivientes ya que en las diferentes inspecciones habían escuchado ruidos desde el interior. Pasadas las 12 de la noche del sábado fue cuando localizaron a la pareja de surcoreanos, Hye Jim Jeong y Kideok Han, ambos de 29 años, que habían escogido el barco de Costa Crociere para pasar su luna de miel.

"Acabábamos de quedarnos dormidos cuando se produjo el accidente, pero en un determinado momento entendimos que algo iba mal. Una persona entró en nuestro camarote diciéndonos algo en italiano, entonces las cosas empezaron a volar por los aires y se fue la luz", relató Kideok a los medios ya desde Roma. "La suerte fue que nuestra habitación no estaba en la parte sumergida del barco", dijo Hye Jim.

También fue rescatado con vida el comisario jefe de a bordo, Manrico Giampetroni, de 57 años y originario de La Spezia. El miembro de la tripulación, que se había quedado atrás al fracturarse una pierna durante la evacuación, se encontraba en una zona del barco anegada, por lo que los bomberos tardaron varias horas en conseguir llegar hasta él. "No perdí nunca la esperanza, pero han sido 36 horas de pesadilla", dijo una vez en tierra.

PUBLICIDAD

Comentarios