Público
Público

Turquía se aleja de Israel y se acerca al nuevo Egipto

Ankara y Tel Aviv han suspendido la cooperación económica y militar 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis entre Turquía e Israel a causa del ataque contra la Flotilla de la Libertad en 2010  está sirviendo de pretexto para una reorganización de relaciones entre los distintos países de la región, y una de sus consecuencias es el acercamiento entre Turquía y Egipto, dos pesos pesados de Oriente Próximo que están acercando posiciones a costa de Israel.

La prensa egipcia reveló que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, viajará el próximo 12 de septiembre a El Cairo y se entrevistará con las máximas autoridades egipcias de la era pos-Mubarak con el fin de firmar varios acuerdos estratégicos de cooperación, tanto económica como militar, que pondrán a ambos países en la misma frecuencia, una sintonía que nunca habían compartido.

Erdogan viajará a El Cairo la próxima semana y firmará varios acuerdos

Según el diario cairota Al Shuruq, Erdogan y sus interlocutores debatirán formas de profundizar la cooperación bilateral, si bien en medios políticos del país árabe se indica que las relaciones con Israel no se van a deteriorar, al menos hasta que los egipcios tengan lista la investigación sobre los problemas fronterizos en el Sinaí. El más reciente data de agosto, cuando el Ejército israelí mató dentro de territorio egipcio a cinco agentes de seguridad egipcios.

El Cairo, sin embargo, se encuentra actualmente en una posición de gran incertidumbre, gobernado por una junta militar que parece andarse con sumo cuidado. Los militares temen tirar adelante con las reformas democráticas necesarias puesto que ven la amenaza de una más que posible victoria de los Hermanos Musulmanes y es una incógnita cuál sería el comportamiento de los islamistas en un futuro Gobierno.

Será muy interesante ver si en su visita Erdogan mantiene algún encuentro con representantes de los Hermanos Musulmanes, algo que parece de rigor, y cuáles serán los temas que aborda. El mismo Erdogan es un islamista moderado que ha iniciado un palpable proceso de acercamiento a la religión dentro de su país. La trayectoria reciente de los islamistas egipcios, en cambio, no está exenta de violencia y existen grupos muy radicales que más pronto que tarde es bastante posible que recaigan en la violencia.

La crisis entre Israely Turquía ha crecidodesde el asalto a la Flotilla en 2010

Los problemas con Israel han inducido a Erdogan a alejarse del Estado judío. Ayer los turcos confirmaron que las relaciones económicas institucionales, incluidas las militares, están en suspenso. En Israel dicen que esta medida se volverá contra los turcos. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que ayer viajó a Ankara, mostró diplomáticamente su compresión con la posición turca, aunque rápidamente expresó el deseo de que ambos países resuelvan sus diferencias cuanto antes.

Los dirigentes hebreos no ocultan su disgusto con Erdogan, pero creen que el acercamiento de los turcos a Egipto no tendrá mayores consecuencias, entre otras razones porque Egipto, al menos en la situación actual, es mucho más vulnerable a la presión de Estados Unidos, en gran parte debido a la cuantiosa ayuda económica que recibe de los norteamericanos.

Tel Aviv confía en que Egipto es ahora más vulnerable a la presión de EEUU

Además, los israelíes creen que los acuerdos estratégicos entre Turquía y Egipto no serán tan beneficiosos para Ankara como los que los turcos tenían con Israel, especialmente los militares, ya que Israel es una potencia militar de primera categoría en algunos campos y Egipto no puede competir con ella en esta materia.

Pronto hará tres años de la invasión israelí de la Franja de Gaza, la llamada operación Plomo Fundido. Desde entonces, y no sólo desde el abordaje del Mavi Marmara del año pasado, Israel ha buscado alternativas a su relación con Turquía, y ha llevado a cabo ejercicios militares con Grecia y Bulgaria, dos países que mantienen unas relaciones distantes con Ankara. Esto indica que los israelíes ya hace tiempo que han dejado de considerar a Turquía como un aliado estratégico de confianza.