Público
Público

Turquía da un empujón a sus ambiciones europeas

El 58% de los turcos vota a favor de la reforma constitucional que limita el poder del ejército y reforma la judicatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los turcos han otorgado una clara mayoría a un paquete de reformas de la Constitución del país que fue ideada por los militares tras un golpe de Estado hace exactamente 30 años. A falta de la confirmación oficial, los medios turcos informaron que el sí se impuso en el referéndum de ayer con un 58% de los votos.

El resultado es un espaldarazo para el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, del moderadamente islamista AKP, que había sido el principal impulsor de la reforma. También acerca a Turquía un poco más a la anhelada entrada en la Unión Europea porque la reforma cumple uno de los requisitos clave de Bruselas: la limitación del poder de las Fuerzas Armadas en la vida política.

Bruselas habla de un 'paso en la dirección correcta' pero pide más

La Comisión Europea se felicitó anoche por el triunfo del sí. 'Es un paso en la dirección correcta', dijo el comisario para la ampliación, Stefan Füle, en un comunicado. Pero añadió que todavía hacen falta 'muchas otras reformas' para que se cumpla el sueño europeo de Turquía.

'Hoy ha ganado la democracia en Turquía', declaró Erdogan ante sus seguidores en la sede del AKP en Estambul, la capital económica del país. El primer ministro añadió que el referéndum manda un claro mensaje a aquellos que aún sueñan con golpes militares. Desde su llegada al poder en 2002, el islamismo moderado del AKP ha irritado al ejército que se considera el guardián del carácter laico de la república fundada por Mustafá Kemal Atatürk en 1923. El AKP de Erdogan ha gobernado en constante antagonismo con los generales y ha sobrevivido varios intentos de ser ilegalizado por los tribunales.

Con la reforma se levanta la inmunidad de los militares golpistas del 12 de septiembre de 1980. Además, todos los militares ahora podrán ser juzgados por tribunales civiles.

'Ha ganado la democracia en Turquía', declara el primer ministro

La oposición, encabezada por el CHP, el partido fundando por Atatürk, hizo campaña por el no, ya que considera que los cambios referentes al poder judicial dan más poder al AKP para influir en la composición del Tribunal Constitucional.

'Nos identificamos con los temores de los partidarios del no, pero pueden estar tranquilos porque con la aprobación de la nueva Constitución sus derechos civiles y democráticos estarán absolutamente garantizados', dijo el vicepresidente de las juventudes del AKP, Ismail Karaosmanoglu.

'Es un desastre mayor en la democracia turca. No es una coincidencia que en las zonas más modernas y occidentalizadas de Turquía, como la costa egea, el no haya arrasado y que, por el contrario, en Anatolia central, más pobre y apegada en los valores religiosos ocurra justo lo contrario', dijo el general retirado y analista político Haldun Solmazturk.

Según la investigadora del departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad de Galatasaray Tolga Bilener, los resultados son 'mejores de lo que el AKP predecía' y que el 58% de los votos 'representa un éxito muy contundente para el Gobierno'.

Pero también tuvo cierto éxito el llamamiento al boicot del referéndum, sobre todo por los partidos kurdos que consideran que la reforma no mejora la situación de esta minoría. 'Es llamativo que en la ciudad de Hakkari [en la región kurda en el sureste de Anatolia] sólo haya votado un 6% de la gente, o que en Dyarbakir [el feudo nacionalista kurdo] sólo lo hayan hecho el 33%. Esto deja bastante claro cuál es el mensaje político kurdo, en cuyas regiones el boicot a los comicios ha sido masivo', comentó Bilener

Pero no sólo los kurdos se negaron a pronunciarse a favor o en contra de la reforma. Muchos ciudadanos consideran que el paquete sometido a voto ayer era insuficiente. 'Necesitamos una gran reforma, por eso no he querido oponerme, pero tampoco apoyo el paquete de enmiendas porque discrepo con la forma inaceptable de plantearlas', señaló Doga Cansu Özlük, una estudiante estambulí de 21 años.