Publicado: 23.07.2016 17:22 |Actualizado: 23.07.2016 17:22

Turquía detiene al sobrino de Fethullah Gülen

La Fiscalía decreta el arresto de un familiar del que es considerado el principal instigador del fallido golpe de Estado por una supuesta filtración de preguntas de un examen de funcionarios en 2010.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

ESTAMBUL. -La policía turca ha detenido a Muhammet Sait Gülen, sobrino del predicador Fethullah Gülen que reside en Estados Unidos y al que Ankara acusa de ser el cerebro del fallido golpe militar del 15 de julio.

Muhammed Sait Gülen fue arrestado en Erzurum, ciudad en el noreste de Anatolia, y enviado a la capital, Ankara, para ser interrogado, bajo sospecha de estar vinculado a los responsables del golpe, informa la agencia semipública turca Anadolu.

Su arresto fue decretado por la Fiscalía tras comprobarse que el sospechoso también podría estar involucrado en una supuesta filtración de preguntas de un examen de funcionarios en 2010.




La Fiscalía investiga si las redes vinculadas a la cofradía de Gülen filtraron a sus asociados o simpatizantes las preguntas de este examen, conocido como KPSS, que es necesario para acceder a la carrera del funcionariado y suscita cada año enorme expectación en Turquía.

Según informa el diario Hürriyet, también se investiga ahora la puntuación alcanzada en ese examen por los cónyuges y familiares de los supuestos golpistas detenidos.

Periodistas turcos han denunciado en el pasado la intención de la cofradía gülenista de colocar a sus allegados en puestos clave de la Administración pública, aparentemente con el respaldo tácito del Gobierno hasta 2013, fecha en la que estalló una lucha de poder entre las redes de Fethullah Gülen y el Gobierno.

Desde el intento del golpe de Estado el pasado viernes, el Gobierno de Erdogan ha clausurado 1.700 centros privados, desde escuelas hasta hospitales, por su supuesta relación con Gülen,

La semana entrante, el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, y el de Justicia, Bekir Bozdag, viajarán a Estados Unidos, a cuyas autoridades intentarán convencer para que extraditen al predicador, quién ha negado toda relación con el golpe militar.