Publicado: 05.11.2016 10:00 |Actualizado: 05.11.2016 10:00

Turquía encarcela a nueve periodistas del periódico más antiguo del país por oponerse a Erdogan

Un tribunal les acusa de "ser miembros" o "patrocinadores" tanto del proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán y del exiliado Fethullah Gülen, enemigo del presidente turco

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Cartel de apoyo a los periodistas turcos encarcelados que circula por las redes sociales.

Cartel de apoyo a los periodistas turcos encarcelados que circula por las redes sociales.

ANKARA.— Un tribunal turco dictó este sábado prisión preventiva para el director del diario opositor Cumhuriyet, el más antiguo y quizás el más prestigioso del país, así como para otros ocho periodistas y directivos del periódico.

Cinco días después de la detención de 13 miembros del diario acusados de terrorismo, el director, Murat Sabuncu, así como el caricaturista Musa Kart y el columnista Kadri Gursel figuran entre los nueve periodistas y directivos enviados a prisión preventiva, mientras que cuatro miembros de su junta directiva han sido puestos en libertad.



Los periodistas detenidos están acusados por la Fiscalía de "ser miembros" o "patrocinadores" tanto del proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda marxista, como de la cofradía islamista fundada por el predicador exiliado Fethullah Gülen.

Ambos movimientos, que defienden planteamientos ideológicos antagónicos, están muy alejados de la línea editorial de Cumhuriyet, de centroizquierda laica.

Asociaciones de periodistas nacionales e internacionales, así como numerosos países, desde EEUU a Alemania, han criticado los arrestos como una señal de una creciente represión de la libertad de prensa en el país, ya sacudida por el cierre de un centenar de medios en el último año.

Desde la intentona golpista el pasado julio, 170 medios han sido clausurados, se han cancelado las tarjetas de prensa de 777 periodistas, 105 informadores se hallan entre rejas en este momento y más de 2.500 han perdido su trabajo.

En Turquía rige además un estado de emergencia que otorga al Gobierno poderes adicionales, después del fallido golpe, y que la oposición considera que se está utilizando para eliminar a críticos con el poder.

La policía detuvo ayer a una docena de diputados del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), entre ellos los dos líderes de la formación prokurda de izquierda, Selahattin Demirtas y Figen Yüksekdag, en una operación criticada también por la Unión Europea y EEUU.

El anterior director de Cumhuriyet, Can Dündar, se encuentra exiliado en Alemania después de haber pasado tres meses en prisión preventiva.

Dündar y el periodista Erdem Gül fueron condenados a cinco años de cárcel por "revelación de secretos de Estado", en un reportaje que documentaba un envío de armas de Turquía a Siria, pero la sentencia fue más tarde anulada por el Tribunal Supremo.

Etiquetas