Publicado: 12.10.2015 11:41 |Actualizado: 12.10.2015 12:37

Turquía investiga si uno de los terroristas del atentado de Ankara era el hermano de otro suicida 

El primer ministro del país confirma la autoría del Estado Islámico. La policía turca maneja una lista de dieciséis sospechosos, presuntos integrantes de una red yihadista que ya habría atentado en más ocasiones.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Familiares de una de las víctimas del atentado perpetrado el 10 de octubre en Ankara, lloran sobre su ataúd durante el funeral en Ankara. / SEDAT SUNA (EFE)

Familiares de una de las víctimas del atentado perpetrado el 10 de octubre en Ankara, lloran sobre su ataúd durante el funeral en Ankara. / SEDAT SUNA (EFE)

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha confirmado lo que se sospechaba desde el primer momento: que el atentado del sábado en Ankara en el que murieron 97 personas fue perpetrado por dos suicidas y ha señalado que la investigación se centra en una posible autoría del grupo yihadistas Estado Islámico (EI).

Durante una entrevista con la cadena de televisión NTV, Davutoglu ha explicado que la Policía turca está a punto de identificar a uno de los suicidas gracias a unas pruebas de ADN, con lo que se reforzaría la presunta autoría de un determinado grupo yihadista. "Investigamos al EI de forma prioritaria. Nos hemos acercado mucho a un nombre. Este nombre indica una organización", ha afirmado en televisión. El dirigente ha señalado, además, de que estos atentados son un intento de influir en las elecciones legislativas anticipadas del próximo 1 de noviembre.



Además, el diario Hürriyet informa de que la policía turca ha centrado en el entorno yihadista, con una lista de dieciséis personas, sus investigaciones sobre la autoría del atentado. Las autoridades turcas han distribuido una lista con fotografías de esos dieciséis hombres relacionados con una red yidahista, a los que se les atribuyen intenciones de convertirse en "bombas humanas".

Según las fuentes policiales, tanto el estilo del ataque, como la técnica usada, apuntan a individuos vinculados al extremismo islamista del grupo terrorista Estado Islámico (EI). Se ha comprobado que tanto el explosivo utilizado, una carga de 10 kilos de TNT, como la técnica de cargar la bomba con bolas de acero para lograr un efecto más mortífero corresponden al método empleado en el atentado de Suruç, que dejó 34 muertos.

Aquel ataque suicida del 20 de julio pasado contra una asamblea de activistas prokurdos fue perpetrado por Seyh Abdurrahman Alagöz, un joven ciudadano turco que se había entrenado con el EI en Siria.

Ahora, los investigadores no descartan que el atentado de Ankara lo haya cometido su hermano mayor, Yunus Emre Alagöz, oriundo de la provincia de Adiyaman en el sureste del país.

Yunus Emre Alagöz viajó en 2013 a Siria y a Arabia Saudí, y a la vuelta fundó en Adiyaman una "tetería islámica", donde captaba y adoctrinaba a yihadistas, entre ellos a su hermano Seyh Abdurrahman. Así creó una red conocida como Los tejedores, según detalla el rotativo.

De este círculo salió también Orhan Gönder, quien perpetró el 5 de junio pasado un ataque con una bomba, también cargada de bolas de metal, contra un mitin del partido de la izquierda prokurda HDP en Diyarbakir, dos días antes de las elecciones generales, causando cuatro muertos.

La tetería islámica fue registrada dos veces por la policía y finalmente cerrada, tras numerosas quejas de familias que observaban cómo allí se adoctrinaba en el extremismo a sus hijos.

Pero la red no parece haberse desmantelado y no cabe duda de los vínculos de Alagöz con el EI ya que el método de fabricación de la bomba de Suruç permitió determinar que se había elaborado con técnicas utilizadas por el EI, según explicaron a Efe en julio funcionarios del Gobierno turco.

Por otra parte, el ministro del Interior turco, Selami Altinok, ha informado de que han adoptado medidas de seguridad adicionales tras el doble atentado del sábado, el peor de la historia de Turquía.

Etiquetas