Público
Público

turquía Mandan detener en Turquía a 133 empleados de Ministerios por el fallido golpe de Estado

Desde entonces, más de 50.000 personas han sido arrestadas por supuestos vínculos con el clérigo Gulen, presunto impulsor del levantamiento, y casi 150.000, cesadas o suspendidas de sus funciones en el sector público y privado.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Decenas de miles de personas celebran el fracaso del golpe de Estado en Turquía / EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU

Las autoridades turcas han emitido órdenes de arresto contra 133 personas que trabajan en los Ministerios de Trabajo y de Finanzas por su supuesta relación con el fallido golpe de Estado perpetrado en julio de 2016, según ha informado la agencia de noticias turca Anatolia.

Los sospechoso están acusados de usar la aplicación ByLock, un servicio de mensajería encriptada que el Gobierno turco asegura que fue utilizado por los seguidores del clérigo Fethulá Gulen para orquestar la asonada castrense. Gulen, que vive en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos desde 1999, ha negado estar relacionado con el golpe de Estado.

La agencia de noticias Anatolia ha señalado que 101 sospechosos trabajan en el Ministerio de Finanzas y los otros 32 en el Ministerio de Trabajo. Dos de los sospechosos son trabajadores que continuaban en activos en los dos Ministerios.

Desde el fallido golpe de Estado, más de 50.000 personas han sido arrestadas por supuesto vínculos con el clérigo Gulen y otras 150.000 han sido cesadas o suspendidas de sus funciones en el sector público y privado.

Grupos defensores de los Derechos Humanos y algunos países occidentales han criticado a las autoridades turcas por la purga puesta en marcha tras la asonada castrense. El Ejecutivo defiende su actuación y sostiene que es necesaria para neutralizar la red de seguidores de Gulen, que lidera un movimiento conocido como Hizmet y al que el Gobierno sitúa como impulsor del golpe de Estado desde diversos sectores.