Público
Público

Turquía perdona a Siria pero abre la puerta a una intervención militar

El Gobierno turco ya tiene en sus manos el permiso parlamentario para enviar tropas al país vecino, aunque ha rebajado hoy la tensión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Turquía ya tiene en sus manos el permiso parlamentario para enviar tropas a Siria, aunque ha rebajado hoy la tensión al reconocer que Damasco ha lamentado el ataque contra el territorio turco ocurrido el miércoles.

'Lo han reconocido y han prometido que esto no volverá a pasar, y esto está bien', manifestó ante la prensa en Ankara el viceprimer ministro turco, Besir Atalay, en referencia al proyectil que impactó en un pueblo turco y dejó cinco muertos y trece heridos.

'Naciones Unidas ha mediado, hablaron anoche con Siria y se hizo esta declaración', detalló el viceprimer ministro a la prensa, momentos después de aprobarse la moción del Parlamento que autoriza al Gobierno a enviar tropas 'a países extranjeros'.

La moción da carta blanca al Gobierno y achaca a las Fuerzas Armadas sirias la responsabilidad de las acciones militares que llevaron a lo que el texto califica de 'ataque abyecto'. 'No es una moción a favor de la guerra. La hemos aprobado por si la necesitamos en el futuro. Tiene una función disuasoria', precisó el viceministro y portavoz del Gobierno.

Atalay subrayó que Turquía tomaría todas sus decisiones respecto al conflicto sirio en coordinación con la comunidad internacional. 'La decisión que tome la OTAN será muy importante. Las declaraciones de otros países y de la ONU están en primera línea', aseguró el representante turco.

Ankara lleva varios meses embarcada en un rumbo de colisión con Damasco y ha definido reiteradamente la crisis siria como una amenaza para su seguridad. El número de refugiados sirios registrados en campamentos del sur de Turquía ha superado ya los 93.000 y según la emisora NTV, otros miles más se agolpan hoy en el lado turco de la frontera, esperando cruzar en las próximas horas.

'La decisión que tome la OTAN será muy importante', precisó el portavoz del Gobierno turco

Hasta la semana pasada, también la cúpula del Ejército Sirio Libre (ESL), la organización que agrupa a la mayor parte de los rebeldes alzados en armas, operaba desde el campamento de Apaydin en la provincia turca de Hatay, aunque recientemente anunció su traslado a 'territorio liberado' sirio.

Las autoridades turcas han criticado duramente la política del presidente sirio, Bachar al Asad, cuya dimisión han pedido en más de una ocasión, pero hasta ayer nunca habían pasado de las palabras.

Ankara mantuvo un tono relativamente moderado incluso cuando varios refugiados sirios murieron en abril pasado a causa de los tiroteos que alcanzaron el campamento turco de Kilis, en la frontera con Siria, y también cuando, el pasado junio, la defensa antiaérea siria derribó un caza turco que sobrevolaba la costa del país árabe y cuyos dos pilotos resultaron muertos.