Publicado: 22.04.2014 12:29 |Actualizado: 22.04.2014 12:29

Ucrania promete más reformas y estrecha la colaboración con Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, manifestó este martes su apoyo a los cambios en Ucrania y mostró su disposición a ayudar a las nuevas autoridades en Kiev. Mientras, el presidente interino de Ucrania, Alexander Turchínov, le aseguró que su país se plantea el objetivo de "renovar paso a paso las instituciones de poder, así como las relaciones entre los ciudadanos y el Estado".

Por otro lado, Turchínov denunció el incumplimiento por Rusia de los acuerdos de Ginebra llamados a contribuir a la estabilización de este país. "Lamentablemente, Rusia y sus unidades especiales terroristas que se encuentran en Ucrania no van a cumplir demostrativamente los acuerdos alcanzados en Ginebra", afirmó durante la reunión con Biden. Y señaló que los prorrusos de nuevo recurrieron al uso de la fuerza al secuestrar ayer al jefe de la policía de la prorrusa ciudad de Kramatorsk (Este de Ucrania).

Las revueltas prorrusas en el Este siguen tensando el escenario. El jefe de la policía de Kramatorsk, Vitali Kolupái, fue secuestrado supuestamente por siete individuos armados y enmascarados que entraron ayer en el Departamento policial de Kramatorsk para reunirse con Kolupái "sin presentar demandas ni obstaculizar el trabajo de la policía". Tras las negociaciones entre el jefe policial y los hombres armados, que se declararon partidarios de la autoproclamada República Popular de la región de Donetsk (RPD), Kolupái fue llevado a la vecina ciudad de Slaviansk sin que ofreciera resistencia.

El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, ha prometido que su Gobierno no permitirá que los rusos sufran las consecuencias de las sanciones occidentales adoptadas contra el país por la crisis ucraniana. "¿Serán afectados nuestros ciudadanos por esas cacareadas sanciones? No permitiremos que nuestros ciudadanos se conviertan en rehenes de juegos políticos", dijo el jefe del Gobierno ruso en la Duma del Estado, la cámara de diputados, al presentar un informe sobre la gestión del Ejecutivo en 2013.

"Nuestras prioridades se mantienen inalterables: aumentar las pensiones, elevar los salarios de los empleados públicos, modernizar la educación y la sanidad, y los programas de construcción de viviendas", declaró. El primer ministro aseguró que los sectores de la industria rusa que pudieran verse afectados por una eventual restricción de la cooperación internacional recibirán el respaldo del Estado. "La industria nacional, en particular los sectores que dependen de suministros de otros países tendrán el apoyo necesario del Gobierno", manifestó.

Agregó que Rusia no renuncia a la cooperación con empresas extranjeras, incluidas las occidentales, pero estará preparada para hacer frente a "acciones inamistosas" "A las declaraciones responderemos con declaraciones, y a las acciones, con acciones, pero de una manera muy sopesada", dijo Medvédev.