Público
Público

La UE acuerda embargar las importaciones de crudo de Irán

El pacto, que incluye también la congelación de activos financieros, será ratificado por los ministros de Exteriores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea ha acordado embargar las importaciones de crudo procedentes de Irán, una medida que no tendrá pleno efecto hasta el próximo 1 de julio. Este acuerdo ha sido adoptado por los embajadores de los países que conforman la Unión y que ha sido rubricado por los ministros de Exteriores de los 27. Esta medida se ha tomado en respuesta a los avances que ha realizado Irán en su programa nuclear.

El titular español, José Manuel García-Margallo, se ha referido a este acuerdo al asegurar que España será uno de los países 'que más se van a sacrificar', aunque considera 'que la seguridad en la zona es prioritaria' y que, por tanto, están 'dispuestos a hacer este sacrificio para conseguir la unanimidad en Europa' así como 'la estabilidad en la zona'.

Para España supone un sacrificio importante porque obtiene el 20% de sus importaciones de petróleo de Irán, con Repsol y Cepsa como principales importadores españoles. García-Margallo ha dicho que 'es obvio' que España va a 'sufrir un sacrifico importante', pero ha afirmado que las empresas españolas le han asegurado que pueden encontrar 'suministros alternativos', en los que llevan trabajando 'un tiempo'.

Los ministros de Exteriores también han aprobado la congelación de los activos financieros del Banco Central iraní, en respuesta al crecimiento nuclear de este país. Sin embargo, el acuerdo no ha sido total, dado que Grecia ha pedido que se tengan en cuenta sus dificultades económicas debido a su fuerte dependencia del petróleo procedente de Irán.

Aún así, García-Margallo se mostraba esta mañana confiado en solventar las dudas de Grecia 'y algún otro país' a través de un pacto que fije un plazo 'intermedio' entre 'las posturas extremas' para la aplicación del embargo, con el fin de no perjudicar los contratos vigentes y 'satisfacer los intereses de todas las partes'. 

Una mayoría de Estados miembros son partidarios de que el embargo se aplique en seis meses, es decir a partir del 1 de julio, pero Francia, Alemania y Reino Unido piden una respuesta más inmediata y una entrada en vigor de esta sanción en tres meses, a partir del 1 de mayo, han explicado fuentes diplomáticas.