Publicado: 06.03.2014 19:55 |Actualizado: 06.03.2014 19:55

La UE adopta sanciones testimoniales contra Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea (UE) decidió este jueves avanzar en su apoyo a Ucrania en detrimento de Rusia a través de una doble vía: imponiendo las primeras sanciones, aunque testimoniales, a Moscú con la suspensión de las negociaciones para liberalizar visados y garantizando a Kiev ayudas económicas y un acuerdo político.

"En los últimos días hemos visto el desafío más grave para la seguridad en nuestro continente desde la guerra de los Balcanes", dijo el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, antes de desgranar las medidas que la UE contempla sobre la tensión en Ucrania y la república autónoma de Crimea. La primera consiste en suspender las negociaciones con Rusia de cara a la liberalización de visados y las del nuevo acuerdo marco de las relaciones entre Bruselas y Moscú, y confirmó que los países comunitarios que pertenecen al G-8 no asistirán a las reuniones preparatorias en la ciudad rusa de Sochi.

"Suspendemos las negociaciones bilaterales para la liberalización de visados con Rusia y las del nuevo acuerdo de asociación", anunció Van Rompuy, que insistió en que para la UE "la solución sólo se puede encontrar a través de la negociación entre Ucrania y Rusia, a través de potenciales mecanismos multilaterales que deben empezar en los próximos días y producir resultados rápidos".

"Rusia tiene que rebajar el nivel de las tensiones o sufrir las consecuencias"

Agregó que "de no ocurrir así, se pasará a otras medidas como la prohibición de viajar a la UE, la congelación de activos e incluso a la cancelación de la próxima cumbre entre la Unión Europea y Rusia". Si no hay progresos, "habrá consecuencias para la relación bilateral entre la Unión y sus Estados miembros, y Rusia, en amplias áreas económicas", agregó Van Rompuy, que reiteró que "Rusia tiene que rebajar el nivel de las tensiones o sufrir las consecuencias".

La UE valoró la importancia de sus relaciones con Kiev y Moscú, y dijo que está preparada para entablar un diálogo "franco y abierto" con ambos, respetando la integridad territorial y la soberanía ucraniana. "Nuestra prioridad es una salida negociada y pacífica a esta crisis", afirmó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Hasta el momento Rusia ha ignorado las presiones de la UE y Estados Unidos, que este jueves también impuso restricciones de visados a los involucrados en la intervención militar en Crimea. "Cualquier paso adicional de Rusia para desestabilizar la situación en Ucrania puede conducir a consecuencias mucho más severas para sus relaciones con la UE y sus Estados miembros", advirtieron los Veintiocho.

Con respecto a Ucrania, acordaron que antes de las elecciones presidenciales del 25 de mayo firmarán con el Gobierno interino de Kiev los capítulos políticos del acuerdo de asociación ofrecido y que dio lugar en noviembre pasado al inicio de los enfrentamientos entre proeuropeos y prorrusos. Los líderes de la UE subrayaron además su "firme" apoyo al Gobierno del primer ministro interino, Arseni Yatseniuk.

Lavrov: "Las sanciones sólo contribuyen a incrementar la tensión"

El ministro ruso de exteriores, Serguéi Lavrov, defendió desde Roma que las sanciones sólo contribuyen a "incrementar la tensión y no son constructivas". El jefe de la diplomacia rusa reiteró la postura de su país y repitió lo expresado ayer en Madrid, donde afirmó que la salida a la situación de Ucrania pasa por respetar el acuerdo del 21 de febrero entre el entonces presidente del país, Viktor Yanukovich, y la oposición. Por su parte, Yatseniuk, que participó en las discusiones del Consejo Europeo, agradeció el apoyo de los europeos e insistió en lograr una solución a la crisis por la vía política, si bien aseguró que, si el territorio de Ucrania "se ve invadido por fuerzas extranjeras, el Gobierno y el Ejército ucranianos actuaremos".

La UE mostró su voluntad de facilitar a Ucrania la exportación de bienes a territorio europeo, fomentar el proceso de liberalización de visados de sus ciudadanos y asistir al país en el terreno de la seguridad energética por medio de la diversificación del suministro. Los líderes europeos también respaldaron de forma unánime el paquete de ayudas financieras a Ucrania por valor de al menos 11.000 millones de euros propuesto por la Comisión Europea a cargo del presupuesto comunitario y de las instituciones financieras internacionales en la Unión.

Advirtieron también de que el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Ucrania será "crítico para desbloquear la asistencia de la UE", y pidieron a Kiev que emprenda "urgentemente" reformas estructurales para luchar contra la corrupción y reforzar la transparencia. "Es crucial que haya reformas vinculadas a esta asistencia", dijo Barroso.