Publicado: 18.07.2016 13:32 |Actualizado: 18.07.2016 14:42

La UE advierte a Erdogan sobre una deriva autoritaria en Turquía

Moguerini afirma que "ningún país" que introduzca la pena de muerte puede convertirse en Estado miembro.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en una rueda de prensa hoy en Bruselas. EFE

La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en una rueda de prensa hoy en Bruselas. EFE

BRUSELAS. -La aparente deriva autoritaria del Gobierno de Erdogan tras el fallido golpe de Estado del pasado viernes en Turquía ha despertado las advertencias de la Unión Europea, que ve síntomas preocupantes detrás de los anuncios del presidente y de las miles de detenciones efectuadas en el país.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha recordado este lunes a Turquía que "ningún país" puede convertirse en Estado miembro si introduce o reintroduce la pena de muerte, como baraja hacer el Gobierno de Erdogan para castigar a los responsables del golpe.

"Ningún país puede convertirse en país miembro de la UE si introduce la pena de muerte; eso está muy claro", señaló Mogherini en una rueda de prensa junto al secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

También recordó que Turquía es un miembro del Consejo de Europa y como tal debe cumplir el Convenio Europeo de Derechos Humanos, el cual se pronuncia en contra de la pena capital. 

Hasta el momento, el gobierno turco ha anunciado la detención de más de 7.500 personas tras el fallido golpe de Estado, entre ellas unos 6.000 militares, 100 policías, 755 jueces y fiscales, así como 650 civiles. Además, la dirección general de Seguridad de Turquía ha anunciado este lunes que ha suspendido a 8.513 agentes por su supuesta relación con el levantamiento militar.

Mogherini reiteró que un intento de golpe de Estado "no es ninguna excusa para alejar al país de derechos fundamentales y el estado de Derecho".

"Estaremos extremadamente vigilantes. Ya no por el bien de la UE o de las negociaciones, sino por el bien de Turquía y de los turcos", recalcó.

La política italiana añadió además que, cuando la UE pide que se protejan las instituciones en el país, también se refiere al Parlamento turco, donde las "fuerzas políticas empiezan a reaccionar" al acontecimiento y la respuesta del Gobierno de presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Kerry, Mogherini y los ministros de Asuntos Exteriores de la UE abordaron hoy la situación en Turquía en un desayuno informal y los titulares comunitarios adoptarán hoy una declaración conjunta sobre el fallido golpe de Estado.



Por su parte, el ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha advertido hoy de que una deriva autoritaria en Turquía "dificultaría enormemente" las relaciones entre ese país y la UE.

"La UE se basa en una serie de valores y de principios compartidos. El Estado de derecho y la separación de poderes forman parte de ese abanico del conjunto de principios o valores", recordó García-Margallo ante la prensa a su llegada a un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE.

Margallo se refirió a que la UE "tiene un acuerdo con Turquía para la atención a los refugiados que tiene una contrapartida, que es la liberalización de los visados", la cual "a su vez está condicionada al respeto a los principios y valores a los que me he referido".

Preguntado por el comentario hoy del comisario europeo de Política de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn, de que la destitución inmediata de casi 3.000 jueces turcos lleva a pensar que había unas listas "preparadas", el ministro español en funciones afirmó: "No tengo datos para sostener o rechazar esa afirmación".

Según dijo, hoy los ministros de la UE darán el mensaje de que "obviamente todos estamos en contra de un golpe de Estado que rompe la institucionalidad turca, pero pedimos también que el Gobierno turco respete el Estado de derecho y los derechos humanos y procure no dividir a la sociedad turca".

"Creo que ese es un mensaje que será compartido por todos nosotros y fácilmente comprensible por el Gobierno turco", consideró.

Por otra parte, dijo que "no hay ninguna novedad alarmante" sobre el estado de las tropas españolas desplegadas en el marco de la OTAN en la base aérea de Incirlik, en Adana -a unos 120 kilómetros de la frontera con Siria, y que estuvo clausurada por unas horas tras el intento golpista-, donde garantizan la seguridad aérea con una batería antimisiles Patriot.