Público
Público

La UE advierte a Francia de que viola los derechos de los gitanos

Un informe confidencial critica las expulsiones masivas del Gobierno de Sarkozy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea se dispone a advertir a Francia de que está violando las leyes comunitarias de derechos fundamentales con las expulsiones masivas de gitanos que ha llevado a cabo en los últimos meses el Gobierno de Nicolas Sarkozy. Un informe preliminar de la Comisión Europea que esta institución no ha querido hacer público pero al que ha tenido acceso este diario insta a las autoridades galas a respetar 'las normas de libre circulación, no discriminación y la Carta de Derechos Fundamentales de la UE'.

El cumplimiento de estas normas por parte de París se pone en entredicho hasta el punto de que el documento sentencia : 'Nadie debe ser expulsado sólo por ser gitano', en clara alusión a los 979 rumanos y búlgaros de etnia romaní deportados de territorio francés desde finales de julio. El Gobierno conservador de París ha desalojado 128 campamentos que define como 'ilegales'.

'Nadie debe ser expulsado sólo por ser gitano', recalca el documento

El informe de la Comisión (firmado por su vicepresidenta y Comisaria de Justicia, Viviane Reding) censura que las leyes francesas 'no hagan mención explícita a la obligación de examinar las circunstancias individuales' de cada ciudadano comunitario antes de expulsarlo. La legislación de la UE prohíbe de forma taxativa las expulsiones colectivas.

Francia sostiene que, de las 979 expulsiones, sólo 151 fueron forzosas y el resto, 'voluntarias'previo pago de 300 euros a cada adulto y 100 por cada menor de edad, pero este argumento no convence a la UE. En el texto, que será presentado el martes en el Parlamento Europeo, la Comisión deja patentes sus dudas sobre el carácter voluntario de las deportaciones: 'El hecho de que se abone una cantidad a ciudadanos comunitarios en caso de retorno (...) no basta para excluir estos retornos del principio de libre circulación'.

El ministro francés de Inmigración ha negado las acusaciones

La posibilidad de que estas expulsiones conlleven una prohibición de entrada en Francia para los gitanos deportados es otro de los asuntos sobre los que la Comisión reclama 'explicaciones'. En su informe se recuerda a París que no puede vetar la entrada de estas personas sólo por 'no cumplir las condiciones de residencia'. Un anexo del documento cifra en 1.860 millones de euros la ayuda, para el período 2007-2013, recibida por Francia del Fondo Social Europeo para integrar a los grupos vulnerables, entre los que se incluyen los 400.000 gitanos que viven en su territorio.

'En el caso de las recientes medidas [las expulsiones] tomadas por las autoridades francesas, el derecho a no ser discriminado, especialmente por motivos de raza, color, etnia (...) tiene que ser completamente respetado', recalca el texto de la Comisión.

Francia ha tratado de disipar las dudas de la UE y el martes envió a Bruselas a su ministro de Inmigración. Eric Besson sostuvo que las expulsiones han respetado las leyes comunitarias y que las alegaciones contra su país buscan 'empañar su imagen'.