Público
Público

La UE arremete con sanciones más duras contra Irán

Van más allá de las aprobadas en junio por el Consejo de Seguridad de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea adoptó hoy nuevas sanciones contra Irán, que van más allá de las aprobadas en junio por el Consejo de Seguridad de la ONU, para forzarle a negociar sobre su programa de enriquecimiento de uranio.

Se trata del paquete de sanciones más restrictivo impuesto nunca por la UE contra un país tercero, según diplomáticos europeos.

Por primera vez, los Veintisiete dirigen sus medidas contra el estratégico sector energético iraní.

El alcance completo de las sanciones y el nombre de las empresas y personas afectadas no se conocerá hasta que las decisiones tomadas hoy por los ministros de Asuntos Exteriores aparezcan publicadas, hoy mismo o mañana, en el diario oficial de la UE.

No obstante, fuentes diplomáticas adelantaron, como ejemplos, que todas las nuevas inversiones, exportación de equipamiento o transferencia de tecnología para la industria iraní del refino de petróleo o producción de gas licuado quedarán prohibidas.

En el sector bancario se prohibirán totalmente las nuevas inversiones

El sector de transporte de mercancías, tanto por mar como por aire, se verá igualmente afectado.

Los aviones de cargo con bandera iraní no podrán aterrizar en aeropuertos europeos y las autoridades marítimas podrán llevar a cabo inspecciones de buques en alta mar.

En el sector bancario se prohibirán totalmente las nuevas inversiones o aperturas de filiales, si bien se respetarán los contratos ya existentes.

Se restringirán los créditos, garantías, seguros y otros servicios de apoyo financiero de entidades de la UE para los clientes iraníes.

Se ampliará la lista de empresas iraníes que no podrán operar en la UE

Todas las transferencias de más de 40.000 euros con destino a ese país deberán recibir el permiso de las autoridades bancarias nacionales; las de entre 10.000 y 40.000 tendrán que ser notificadas.

Asimismo se ampliará la lista de empresas iraníes que no podrán operar en la UE y de personalidades del régimen a las que se les negará el visado.

El objetivo de las nuevas sanciones es estrechar el cerco contra los Guardianes de la Revolución, la fuerza paralela al ejército iraní y fiel al régimen islámico de Teherán.

Los ministros de Exteriores de la UE adoptaron hoy una decisión y un reglamento que permiten, por un lado, aplicar la última tanda de sanciones aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU a principios de junio y, por otro, poner en marcha medidas complementarias.

Estas restricciones son la concreción de la decisión tomada el pasado 17 de junio por los jefes de Estado o gobierno europeos.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, aseguró hoy que las sanciones de los Veintisiete son 'completas'.

Por su parte, el secretario de Estado alemán para Asuntos Exteriores, Werner Hoyer, sostuvo hoy a su llegada al encuentro de la UE que el objetivo es 'volver a sentar a Irán a la mesa de negociaciones'.

'Irán tiene derecho a utilizar la energía atómica para propósitos civiles', indicó, 'pero también tiene la obligación de mantener una total transparencia ya que el rearme nuclear no puede ser aceptado'.