Público
Público

La UE envía 450 efectivos para entrenar al Ejército de Malí

Los ministros de Exteriores de los Veintisiete han descartado por completo la posibilidad de que los militares europeos participen en acciones de combate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) ha aprobado la misión militar que enviará a Malí para entrenar al Ejército del país. La operación fue aprobada por los ministros de Exteriores de los Veintisiete, que hoy celebran una reunión extraordinaria en Bruselas para analizar la situación en el país africano.

La misión europea estará formada por unos 450 efectivos, con 200 formadores que se encargarán de entrenar a cuatro batallones del Ejército maliense para permitir que puedan hacer frente a los grupos terroristas que controlan el norte del país. Los ministros también han acordado el nombramiento del comandante de la misión, el general francés François Lecointre, y han descartado por completo la posibilidad de que los militares europeos participen en acciones de combate.

La operación cuenta con un mandato de 15 meses y con un presupuesto común de 12,3 millones de euros, a los que se suman los costes en los que incurrirán los países participantes. Al menos ocho países ya han confirmado su voluntad de participar en la misión (España, Francia, Alemania, Italia, Suecia, Estonia, Eslovenia y Bélgica) y se da por hecho que el número seguirá aumentando. El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicó que España ha preparado a 50 hombres para participar en la misión comunitaria.

La UE además ha acelerado los preparativos del despliegue, que como muy tarde debe ser posible a 'mediados de febrero', según el documento de conclusiones aprobado por los ministros. Para ello, un primer equipo de reconocimiento viajará a Malí este mismo fin de semana para analizar la situación sobre el terreno. El despliegue de la misión como tal necesitará de una segunda decisión de los Estados miembros, que según fuentes comunitarias podría producirse el 10 ó el 11 de febrero.

La misión se encargará como estaba previsto de entrenar a soldados malienses (hasta unos 3.000 hombres) y a trabajar en la reestructuración de las fuerzas armadas de Malí para permitir que puedan recuperar el norte del país con el apoyo de la fuerza internacional que enviará la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO). Su centro de mando estará situado en Bamako, mientras que el entrenamiento de las fuerzas malienses se llevará a cabo en instalaciones al noreste de la capital.

Por otro lado, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, ha asegurado que es 'posible' que el apoyo logístico que varios países europeos están dando a su intervención en Malí en apoyo al Ejército maliense se amplíe e incluya el envío de tropas de combate por parte de alguna nación. 'Es absolutamente posible, pero es su responsabilidad', indicó Fabius en una conferencia de prensa tras la reunión celebrada por los ministros de Exteriores europeos

Fabius recordó que, independientemente de que algún país europeo decida enviar soldados a Malí, un buen número de ellos ya están cooperando con la intervención militar francesa y todos ellos la han respaldado políticamente. 'El conjunto de países europeos ha expresado su solidaridad con Malí y con la acción de Francia', subrayó el ministro, al tiempo que hizo hincapié en que los franceses no están solos, sino que son los 'precursores' y recalcó que 'sin la acción de Francia, ya no habría Malí'.

Según el ministro, el objetivo de Francia es detener a los terroristas, proteger a sus ciudadanos y a los de otros países y hacer posible la aplicación de todas las resoluciones internacionales sobre el país. Fabius dejó claro que Francia no tiene 'vocación de estar eternamente en Malí. Corresponde a los africanos estar en primera línea de esta acción'.