Público
Público

La UE estudia bloquear la venta de petróleo sirio

Bruselas endurecerá las sanciones contra Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presión internacional sobre Siria se intensifica día a día. La Unión Europea (UE) acordó ayer endurecer sus actuales sanciones contra el régimen de Bashar al Asad al día siguiente de exigir, junto a EEUU, su salida del poder.

Los embajadores comunitarios decidieron incluir la próxima semana 15 nuevas personalidades y cinco entidades a su actual lista de sanciones contra Siria, compuesta por 35 individuos, entre ellos Al Asad. Los activos de las personas y las compañías serán congelados y se les impedirá su entrada a suelo europeo.

Las medidas se acordaron el día después de que EEUU anunciara nuevas sanciones más drásticas que las de Bruselas contra el Gobierno de Al Asad, como las prohibiciones de invertir en Siria por parte de firmas estadounidenses y de importar productos procedentes del país árabe.

Los diplomáticos europeos se comprometieron, además, a estudiar un posible embargo sobre el petróleo sirio y nuevas penalizaciones a firmas vinculadas al régimen, como grupos bancarios y de telecomunicaciones.

El Servicio de Acción Exterior de la UE trabajará en los detalles los próximos días para presentar propuestas concretas a los estados miembros, que son los encargados de su aprobación.

Firmas petroleras como la francesa Total y la anglo-holandesa Shell poseen inversiones significativas en Siria. Justamente esta semana, según la agencia Reuters, la francesa Total vendió a la española Repsol un cargamento de 30.000 toneladas de gasolina, por valor de unos 20 millones de euros, que había adquirido de una refinería de la ciudad de Banias, en la costa siria.

Siria exporta a países europeos un tercio de los 385.000 barriles de crudo que produce cada día. Según un informe del Fondo Monetario Internacional de 2010, el régimen sirio obtiene cada año 2.100 millones de euros en ingresos procedentes del petróleo y el gas.

Rusia volvió a oponerse ayer al cerco diplomático impuesto por EEUU y la UE, al rechazar la dimisión de Al Asad que reclaman Washington y Bruselas. 'No apoyamos esos llamamientos y creemos que es necesario dar al régimen sirio tiempo para realizar todas las reformas que ha anunciado', aseguró ayer un diplomático ruso. EEUU acusó la pasada semana a Moscú de seguir vendiendo armas a Damasco.

Como cada viernes de oración desde marzo, Siria volvió a vivir ayer protestas masivas, que llegaron a algunos barriosde Damasco, contra el régimen de los Al Asad, que llevan 45 años en el poder.

Según organismos de derechos humanos, 20 personas perecieron por los disparos de las Fuerzas de Seguridad sirias; la gran mayoría en la provincia de Derá, donde se denunciaron 18 muertes en cuatro pueblos. Otras dos personas murieron en la ciudad de Homs, donde los opositores entonaron cánticos como 'Adiós Al Asad. Te vemos en [el tribunal de] La Haya'.

Pese a que Al Asad anunció esta semana el fin de las operaciones militares, varias ONG denunciaron detenciones masivas en distintas ciudades. Por otra parte, la ONU prevé enviar hoy un equipo humanitario a Siria y la Cruz Roja está intentando lograr acceso a las prisiones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.