Público
Público

La UE inaugura la vía rápida para la adhesión de Islandia

Las negociaciones con el país escandinavo pueden estar terminadas en 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea respaldó ayer la adhesión de Islandia a la Unión Europea, abriendo la puerta a una entrada rápida en un plazo de menos de dos años. El paso tomado ayer supone la apertura de las negociaciones capítulo por capítulo, incluyendo asuntos conflictivos como los recursos naturales, los pesqueros y las reformas internas dentro del país. El comisario de Ampliación, Stefan Füle, aseguró que las negociaciones podrían concluir en 14 meses, lo que permitiría a Reikiavik entrar en el club europeo antes incluso que Croacia.

Los motivos de esta agilidad negociadora son, por una parte, los altos niveles democráticos del país, que goza de un Parlamento centenario, y su pertenencia al Espacio Económico Europeo, que le obliga ya ahora a aplicar la gran mayoría de las directivas económicas comunitarias.

El país nórdico podría entrar en el club europeo antes que Croacia

Islandia podría entrar 'por la vía rápida', tal y como predijo el antecesor de Füle, pero Reino Unido y Holanda amenazan con complicar su ingreso. La crisis financiera que acabó con el sueño de prosperidad islandés hizo perder a los inversores de ambos países hasta 4.000 millones de euros por los problemas del banco Icesave, con sede en Reikiavik, que fueron reembolsados por los gobiernos de Londres y de La Haya.

Según vaticinan todas las encuestas, los islandeses, unos 320.000 habitantes que se dedican fundamentalmente a la pesca, decidirán en un referéndum previsto para el 6 de marzo negarse a pagar una factura que hipotecaría su futuro.

Antes de la crisis financiera, Islandia defendía orgullosa su independencia

Entre los capítulos más espinosos para su ingreso en el club europeo se encuentran los de pesca, agricultura y movimientos de capital. Por si fuera poco, una vez cerradas las negociaciones técnicas, Islandia tendrá que ganarse el favor político y por unanimidad de los 27, que todavía tienen que decidir si impulsan otras adhesiones, como las de Macedonia o Turquía.

'Agradezco la confianza en Islandia expresada por la Comisión en este informe equilibrado, constructivo y en términos generales muy positivo', aseguró el ministro de Exteriores, Ossur Skarphedinsson, en un comunicado. La actitud de Reikiavik contrasta mucho con la expresada en las últimas décadas, durante las cuales el país se mostró orgulloso de su independencia y rechazó en repetidas ocasiones entrar a formar parte de una UE que ahora ve imprescindible para su supervivencia.