Público
Público

La UE insta a Israel a abrir las fronteras de Gaza

Catherine Ashton visita por vez primera la franja palestina 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La responsable de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, efectuó este domingo una breve visita a la Franja de Gaza durante la que manifestó que es necesario que Israel abra las fronteras y ponga fin al bloqueo que endureció en 2007, cuando la organización fundamentalista Hamás se hizo con el control de la zona.

Ashton, que no se reunió con ningún líder del Gobierno de Hamás, es el primer alto cargo de la UE que visita Gaza desde que el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, anunció a finales de junio que el bloqueo iba a suavizarse para permitir la entrada de todo tipo de bienes, excepto aquellos que Hamás podría utilizar para fabricar armas.

Ashton se entrevistó con altos cargos de la UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, que le explicaron que la apertura de las fronteras que ha anunciado Netanyahu es 'insuficiente' y que esperan que Israel 'abra realmente' la Franja, especialmente para los materiales de construcción.

'La posición de la UE es muy clara', replicó Ashton. 'Queremos que la gente de Gaza tenga la oportunidad de desplazarse libremente y no sólo de ver que los bienes entran en Gaza sino también de ver que pueden exportarse', explicó.

La responsable de la política exterior europea pidió a la comunidad internacional que 'presione' a Israel para que abra las fronteras. La británica hizo esta petición a pesar de que la propia UE aún no ha adoptado ninguna medida concreta para presionar a Israel. De hecho, desde que se inició el bloqueo, los europeos únicamente se han dedicado a exigir su fin mediante declaraciones tan vagas como la que hizo la propia Ashton, sin ir más lejos.

Los materiales de construcción son necesarios para reparar gran parte de la destrucción que causó la invasión israelí de 2009. Numerosos edificios fueron destruidos total o parcialmente por las bombas, y un año y medio después los israelíes no permiten la entrada de cemento. Además, el crecimiento natural de la población en los últimos años exige la construcción de más viviendas, un objetivo que no se puede cumplir por falta de materiales.

Las autoridades de Israel dijeron que en la actualidad entran en Gaza 150 camiones diarios con alimentos y otros productos, y que esperan que este número se incremente hasta 250 antes de finales de julio. Adnan Abu Hasna, portavoz de la UNRWA, indicó que el número de camiones que entran es de 140 y que antes del bloqueo entraban 600 cada día.

Israel anunció el cambio de su política respecto a Gaza a raíz del incidente de la Flotilla de la Libertad, que fue abordada por la Armada israelí el 31 de mayo frente a las costas de Gaza. Los soldados israelíes causaron la muerte a nueve activistas turcos y poco después Israel anunció la apertura parcial de las fronteras para alimentos principalmente.

El primer ministro palestino, Salam Fayyad, que el sábado se reunió con Ashton en Ramala, recalcó que el flujo de camiones a Gaza no llega al 25% del que había en la primera mitad de 2007 y que es necesario incrementarlo.

Por otra parte, El Cairo se convirtió este domingo en el centro político de la región. El presidente egipcio, Hosni Mubarak, recibió al mediador estadounidense, el senador George Mit-chell, al presidente palestino Mahmud Abás y a Netanyahu.El raís abordó con sus tres huéspedes la marcha de las negociaciones indirectas entre israelíes y palestinos, aunque no parece que se produjera ningún avance significativo.

Los palestinos exigen garantías escritas de EEUU e Israel de que la línea verde de 1967 será la base para la discusión con el Estado hebreo una vez se pase a las negociaciones directas. Netanyahu, sin embargo, no parece dispuesto a adquirir compromisos, de manera que no debe extrañar que Egipto dijera ayer que todavía no se dan las circunstancias necesarias para pasar a la negociación directa.