Publicado: 29.11.2015 22:00 |Actualizado: 29.11.2015 22:00

La UE ofrece 3.000 millones a Turquía para contener la llegada de refugiados

El primer ministro turco dice que el dinero no se da a Turquía sino "a los refugiados sirios". Tusk reclama a las autoridades turcas "un cambio en las reglas del juego" en inmigración.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro turco, Ahmet Dvutoglu. /EFE

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro turco, Ahmet Dvutoglu. /EFE

BRUSELAS.- El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo este domingo que la Unión Europea (UE) no espera que Turquía proteja las fronteras comunitarias en lugar de los europeos, pero sí reclamó un "cambio de las reglas del juego" para que contenga el flujo de la inmigración irregular hacia Europa.

"No esperamos que nadie proteja nuestras fronteras por nosotros, eso puede y deben solo hacerlo los europeos, pero esperamos un paso importante para cambiar las reglas del juego en lo que se refiere a contener el flujo de inmigración hacia la UE vía Turquía", sostuvo Tusk al término de la cumbre entre la Unión y ese país.



Explicó que el acuerdo con Turquía establece un plan claro para el restablecimiento del orden en la frontera común y subrayó que los veintiocho Estados comunitarios están dispuestos a aumentar la asistencia a los refugiados sirios en Turquía con un apoyo de 3.000 millones de euros.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, por su parte, dejó claro que esos 3.000 millones no serán para el país, sino "para los refugiados sirios" que acoge en su territorio.
"Los 3.000 millones no se dan a Turquía, se dan a los refugiados sirios", recalcó Davutoglu, quien se mostró satisfecho por este compromiso porque "compartiremos la carga" para hacer frente a una crisis que afecta tanto a la UE como a Turquía, dijo.

"Se gestionará a los refugiados de manera mucho más apropiada", garantizó, y declaró que el objetivo de Turquía es "evitar el tráfico de seres humanos, todo tipo de actividades criminales contra los refugiados, y regularizar este flujo todo lo que se pueda para que baje el número de refugiados que van a Europa".

Tusk: "No es simple dinero para un comercio trivial de un número de refugiados. Eso sería imposible y creo que es también inmoral"

El presidente del Consejo Europeo incidió en que se supervisará lo que hace Turquía con ese dinero y "al menos una vez al mes el Coreper (Comité de embajadores permanentes de la UE) recibirá un informe de lo que pasa sobre el terreno". "No es simple dinero para un comercio trivial de un número de refugiados. Eso sería imposible y creo que es también inmoral", añadió.

El proceso de adhesión de Turquía de telón de fondo

Tusk destacó, por otro lado, que Turquía sigue siendo un "socio estratégico" para Europa, pero recordó que también se trata de un país candidato a sumarse a la UE, y que ambas partes están dispuestas a "revitalizar" el proceso de adhesión.

Advirtió, no obstante, de que este compromiso no supone reescribir la política de ampliación de la UE. "El marco de negociación y las conclusiones relevantes continuarán aplicándose, incluida la naturaleza basada en méritos y el respeto a los valores europeos, también sobre derechos humanos", subrayó.

En este contexto, la UE y Turquía sí celebrarán una conferencia intergubernamental dirigida a la reapertura del capítulo sobre política monetaria y económica de la adhesión, mientras que en paralelo avanza el trabajo preparatorio para abrir otros capítulos.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, coincidió en que los 3.000 millones de euros no es una cantidad que se vaya a dar sin más a Turquía, sino que se decidirá de manera conjunta a qué se destina esa financiación.

Juncker hizo hincapié también en que la reunión de este domingo no va a servir para que la UE olvide toda una serie de divergencias con Ankara y se refirió expresamente a los derechos humanos, aunque admitió que "no puede haber solución a esta crisis si no hay colaboración con Turquía".