Público
Público

La UE se plantea cerrar la sede de Estrasburgo ante la crisis

El Parlamento europeo tiene hasta tres sedes diferentes para sus plenos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cuántas sedes puede tener un parlamento para llevar a cabo sus actividades? El europeo tiene, de momento, tres. La mayoría de los plenos, que se celebran una vez al mes, tienen lugar en Estrasburgo, pero las comisiones parlamentarias y el resto de actividades políticas se desarrollan en Bruselas, la indiscutible capital comunitaria. Además, una tercera sede se mantiene abierta en Luxemburgo para ocuparse de asuntos administrativos.

El enorme coste que supone mantener tantos edificios abiertos y, sobre todo, desplazarse de uno a otro fue criticado ayer por los propios eurodiputados en un informe sobre el recorte de gastos en la institución.

'Consideramos que el verdadero y mejor ahorro se podría realizar estableciendo una sede única para el Parlamento Europeo. Instamos por tanto a proceder a una evaluación de la situación sin más demora', asegura una enmienda al informe aprobada por mayoría.

Según uno de los estudios sobre los gastos añadidos de tener dos sedes, con dos hemiciclos y cientos de salas de reuniones, el coste total ronda los 180 millones de euros al año, aunque otros lo elevan hasta los 200.

Otro informe, firmado por la Asociación Europea de Jóvenes Emprendedores, reduce el coste a 51 millones al año.

El baile de cifras se explica por la dificultad de contabilizar todos los gastos. No se trata solamente de los costes operativos de los edificios de Estrasburgo, sino los desplazamientos de cientos de eurodiputados y todavía más asistentes, funcionarios (y miles de documentos) que residen en Bruselas y sólo viajan a la capital alsaciana una semana al mes.

Si de austeridad se trata, un gasto como ese podría ser el primero en una larga lista. Sin embargo, la sede de la Eurocámara está anclada en el Tratado de Lisboa, que la reconoce como tal, y es para Francia un casus belli por la importancia simbólica y económica para la ciudad de Estrasburgo.

La centralización en Bruselas de toda la actividad parlamentaria implica un cambio en los tratados de la Unión Europea, un complejo proceso que requiere la unanimidad de los 27 gobiernos.