Público
Público

La UE premia al símbolo de la disidencia anticastrista

La Eurocámara concede a Guillermo Fariñas el galardón Sájarov a la libertad de conciencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición al régimen cubano recibió ayer del Parlamento Europeo su tercer espaldarazo en ocho años. La Eurocámara decidió otorgar el Premio Sájarov a la libertad de conciencia a Guillermo Fariñas, el disidente que tras el fallecimiento en prisión de otro opositor, Orlando Zapata, inició una huelga de hambre que lo llevó al borde de la muerte. Según el presidente de la Eurocámara, Fariñas 'sacrificó su salud y estuvo dispuesto a arriesgar su propia vida para presionar por el cambio en Cuba'.

Fariñas, periodista de 48 años, superó a los otros dos finalistas, la ONG israelí Breaking the Silence (Rompiendo el Silencio) y la política etíope Birtukan Mideksa, y está invitado a recoger el galardón y sus 50.000 euros en diciembre. Buzek confió en poder saludar en Estrasburgo a Fariñas, algo improbable. Las Damas de Blanco, premiadas en 2005, no consiguieron el permiso de La Habana para abandonar la isla, al contrario que el disidente cubano Osvaldo Payá, que lo recibió en 2002.

El premio no debe vincularse con las relaciones UE-Cuba, dice Ashton

El galardón es el máximo reconocimiento de la Unión Europea a la lucha por los derechos humanos y reaviva el juego de equilibrios en los gestos diplomáticos hacia La Habana que el lunes vivirá un capítulo crucial. Trinidad Jiménez se estrenará entonces como titular de Exteriores en el Consejo de Ministros que debatirá si mantiene la posición de cerrazón diplomática hacia la isla, herencia de José María Aznar y su Posición Común.

Cambiar este documento, que desde 1996 impide las relaciones diplomáticas normales de la UE con la isla, ha sido hasta ahora una de las prioridades de Exteriores bajo la dirección de Miguel Ángel Moratinos, que consideraba la estrategia de bloqueo totalmente ineficaz para facilitar la apertura de Cuba a la democracia.

Europa galardona a la disidencia cubana por tercera vez en ocho años

Fuentes de Exteriores rehusaron hacer ningún comentario sobre el premio, argumentando que Jiménez acaba de tomar posesión de su cargo y aún no ha definido el rumbo del ministerio. Sin embargo, el Gobierno no descarta que se revoque la Posición Común como consecuencia de las decenas de excarcelaciones de presos políticos iniciadas este verano. 'Lo que queremos es abrir el debate, pero puede pasar cualquier cosa', confiaron las mismas fuentes, pese a que enterrar el documento requiere una unanimidad muy difícil de conseguir.

Tanto Exteriores como la Alta Representante europea, Catherine Ashton, desligaron la concesión del premio, vista como una afrenta por La Habana, del debate sobre el futuro de las relaciones UE-Cuba. 'La Comisión está preparada para trabajar estrechamente con las autoridades cubanas para apoyar el proceso [de apertura democrática]', aseguró ayer una portavoz de Ashton. Las liberaciones de este verano 'serán tenidas en cuenta' tanto como el 'anuncio de reformas' y deberían llevar a los 27, según Bruselas, a emprender 'el diálogo con las autoridades cubanas y la sociedad civil'.

Los populares europeos han hecho suya la victoria de Fariñas

Fariñas, la derecha europea y varios países del Este que vivieron bajo el comunismo de la Unión Soviética se oponen a toda apertura y reivindican a Fariñas como un símbolo de la firmeza. Según ellos, es la única manera de conseguir una apertura del régimen de los Castro sin traicionar los esfuerzos de la oposición.

El Partido Popular Europeo defendió que había ganado su candidato. El eurodiputado español José Ignacio Salafranca, uno de sus promotores, aseguró que el premio da alas a 'la lucha de la disidencia cubana en un momento muy difícil', eludiendo comentar las recientes excarcelaciones, en las que medió la Iglesia católica y el ministro Moratinos.

Aznar y Mariano Rajoy felicitaron al premiado, mientras que el PSOE censuró la 'utilización política' del premio, acaparado por disidentes cubanos en tres de los últimos ocho años. Según la eurodiputada socialista María Muñiz, el PP quiere 'obstaculizar hasta el último minuto' la revisión de la Posición Común.

Para Raül Romeva (ICV-Verds), que apoyaba la candidatura al premio de Aminatou Haidar: 'atacando a Cuba tres veces en ocho años da la sensación de que en Cuba hay muchos más problemas que en otros países del mundo de los que ni siquiera hablamos'. Romeva reconoció que los conservadores 'han utilizado muy bien sus cartas' para no premiar 'a otras personas, en otros países, que se lo merecen tanto como Fariñas'.