Público
Público

La UE repite la línea oficial de las protestas en Egipto y Túnez

Ashton y Buzek reclaman reformas inmediatas y el fin de la represión contra los manifestantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El discurso oficial de la Unión Europea sobre las protestas en Bahréin vuelve a ser el mismo que con los casos de Egipto y Túnez. 'La expresión pacífica de las preocupaciones del pueblo debe ser encarada mediante el diálogo', dijo hoy la alta representante de la UE, Catherine Ashton, en un comunicado.

Cuatro personas han muerto esta madrugada y cerca de 300 han resultado heridas por las cargas de la Policía y del Ejército contra varios miles de manifestantes en el centro de Manama. La policía bahreiní mantiene rodeada la principal plaza de la capital, apoyada por unidades de blindados del Ejército, después de los disturbios que se han producido en las últimas horas.

Por ello, Ashton pidió en un comunicado 'calma' a las autoridades bahreiníes, así como protección y respeto para los derechos fundametales de los ciudadanos de este país. La responsable de la política exterior europea deploró también la muerte de varios manifestantes y aseguró estar 'muy preocupada' por los hechos que han tenido lugar esta noche en Bahréin.

Para el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, 'un acto así nunca puede estar justificado. El uso de la violencia para dispersar manifestaciones pacíficas nunca es una solución'. Buzek urgió al Gobierno de Bahréin a que contenga sus acciones contra los manifestantes y a éstos que protesten de modo 'pacífico'.

'Las reformas llevadas a cabo hasta ahora por las autoridades bahreiníes deben avanzar mucho más rápido', afirmó el presidente del Parlamento Europeo, quien añadió que el Ejecutivo bahreiní debe 'aprovechar las aspiraciones cívicas y democráticas de su pueblo'.

'El derecho a manifestarse y la libertad de expresión no pueden ser solamente frases vacías', dijo Buzek. Para el presidente del Parlamento Europeo, 'dirigirse a la gente de una manera abierta es el único camino' hacia la democracia, por lo que recordó que la igualdad de oportunidades para participar 'en la vida política y económica' es un derecho fundamental de los ciudadanos y no 'un regalo de los que están en el poder'.