Publicado: 27.06.2014 11:26 |Actualizado: 27.06.2014 11:26

La UE rubrica con Kiev el pacto que desató la crisis ucraniana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han firmado este viernes sendos acuerdos de asociación y de libre comercio con Georgia y Moldava y los capítulos económicos de un acuerdo similar con Ucrania dado que, en su caso, los pactos políticos ya fueron firmados en marzo. La UE ha ofrecido estos acuerdos a seis socios del Este de Europa como forma de acercarlos al bloque europeo a cambio de reformas y ajustes económicos.

El rechazo del anterior presidente ucraniano Viktor Yanukovich a suscribir en la cumbre con los socios del Este de Europa en Vilna en noviembre pasado el acuerdo, presuntamente por presiones de Moscú, precipitó una ola de protestas de parte de la población, que exigió durante meses al Ejecutivo de Kiev dar marcha atrás en su decisión y el acercamiento con Europa y acabaron tumbando su Gobierno. Las revueltas que se iniciaron entonces desembocaron en el actual conflicto entre los proeuropeos, representados en el Gobierno, y los prorrusos.

Los acuerdos no implican la perspectiva de adhesión clara a la UE, pero los líderes de los tres países han dejado claro su objetivo de entrar en la Unión Europea como miembros de pleno derecho en la ceremonia de firma de los acuerdos. "Firmando este acuerdo con la Unión Europea, Ucrania (...) está subrayando su elección soberana a favor de la adhesión futura a la Unión Europea", ha subrayado el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, que ha dejado claro que ve el acuerdo firmado este viernes como "un instrumento" para preparar al país a "lograr este objetivo".

Poroshenko: "Hemos pagado un precio elevado para estar en Europa"

"Hemos pagado un precio elevado para estar en Europa. ¿Europa será libre o en parte libre, tendrá que preocuparse de más guerras y anexiones o tendrá confianza en el futuro?. Esto no son preguntas banales", ha advertido el mandatario ucraniano, que ha advertido de que "la respuesta dependerá del éxito o el fracaso de los documentos que firmamos" y tras criticar sin citar directamente a Rusia sus "muchos esfuerzos para socavar la integración europea y la democracia en el espacio postsoviético".

Poroshenko ha reclamado a los europeos que digan "que una vez Ucrania esté lista, entrará". "Una declaración que podría costar nada a la UE pero que significaría todo para mi país", ha subrayado. El mandatario ucraniano ha asegurado que hoy es el día "más importante" para Ucrania tras obtener su independencia de la antigua Unión Soviética y ha insistido en que el acuerdo demuestra que "las cosas puedan cambiar drásticamente en poco tiempo si la voluntad de la gente es suficientemente fuerte", ironizando que aunque el acuerdo no se firmó en la cumbre de Vilna "el bolígrafo es el mismo".

"Es un símbolo de fe y voluntad inquebrantable. Es un tributo a la gente que ha dado su vida para que este momento ocurra", ha subrayado. "Toda Ucrania, incluida Crimea, ha comenzado a ser un miembro del acuerdo de asociación con la Unión Europea", ha zanjado.

"Somos muy conscientes de la aspiración de nuestros socios de ir más lejos y reconocemos su elección europea", ha explicado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que ha dejado claro que los acuerdos "no constituyen el objetivo final de la cooperación" entre la UE y los países y "no deben ser vistos como el final del camino sino como el comienzo de un camino" y además "no van contra nadie" ni buscan "competir o interferir" en sus relaciones con sus vecinos, en clara alusión a Rusia. "No buscamos una relación exclusiva con nuestros tres socios", ha recalcado.

Barroso: "No buscamos una relación exclusiva con nuestros tres socios" 

Barroso ha prometido que la UE ayudará a los países a cumplir el objetivo de promover la asociación política e integración económica con el bloque pero los países deberán hacer "sus propias reformas" para consolidar el Estado de Derecho, la independencia judicial, la reforma de la administración y combatir la corrupción.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha defendido que los acuerdos representan "un hito" para "Europa en su conjunto", ha recordado a los que han fallecido en Ucrania para defender el acuerdo y también ha dejado claro que "no son la fase final de nuestra cooperación", al tiempo que ha defendido que los acuerdos no puedan "dañar a Rusia de ninguna manera" y la UE está dispuesta a "implicarse con Rusia todo lo que sea necesario" para despejar "malentendidos" y apostando por una Europa "estable".

Las exportaciones ucranianas a la UE podrían crecer por valor de unos 1.000 millones de euros al año y los ingresos del país crecerán en alrededor a los 1.200 millones anuales y su Producto Interior Bruto podría crecer en más del 6% gracias al acuerdo, según las estimaciones del Ejecutivo comunitario. La UE ya ha acordado activar de inmediato un régimen de ventajas comerciales para ahorrar a Kiev unos 500 millones de euros anuales en concepto de supresión temporal de aranceles a las exportaciones ucranianas a la UE. Los Estados miembros ya han aprobado prohibir los productos procedentes de Crimea que no sean certificados por las autoridades de Kiev y tampoco permitirán que éstos se beneficien de las ventajas comerciales en línea con su política de no reconocer la anexión "ilegal" de Crimea a Rusia.