Publicado: 12.07.2016 17:51 |Actualizado: 12.07.2016 18:00

La UE y EEUU se enfrentan a China por negar la resolución de la ONU en su conflicto territorial con Filipinas 

La Corte de La Haya falla que las reivindicaciones de Pekín sobre amplias zonas del Mar de China Meridional, un área rica en recursos minerales, energéticos y pesqueros, "no tienen base jurídica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía fechada el 14 de mayo de 2014 muestra muestra un barco de la guardia costera china mientras navega en las aguas en disputa en el mar de la China Meridional, al este de Palawan, Filipinas. EFE

Fotografía fechada el 14 de mayo de 2014 muestra muestra un barco de la guardia costera china mientras navega en las aguas en disputa en el mar de la China Meridional, al este de Palawan, Filipinas. EFE

MADRID.- La negativa de China a reconocer el fallo del Tribunal Permanente de Arbitraje de La Haya en su disputa territorial con Filipinas ha provocado una rápida llamada al orden de la UE y EEUU, que han instado a China este martes a reconocer la autoridad del Tribunal y acatar el fallo.

Pekín reivindica la soberanía de amplias zonas del Mar de China Meridional, un área rica en recursos minerales, energéticos y pesqueros, amparando su reclamación en "derechos históricos". Bajo este pretexto, China realizó expediciones en busca de recursos y construyó islotes artificiales en zonas bajo dominio Filipino. 

Zona en conflicto del Mar de China Meridional. REUTERS

"No hay ninguna base jurídica de China para reclamar derechos históricos a los recursos dentro de las áreas marinas que entran en la línea de nueve puntos", falló el Tribunal, en referencia a una línea de demarcación en un mapa de 1947 del mar. Pekín, por su parte, ya había avisado de que “no reconoce ni acepta” la decisión de este órgano de la ONU.

Tras conocerse la decisión, la Unión Europea ha pedido a China que se ajuste a un sistema internacional basado en normas comunes aceptadas, tanto en cuestiones económicas como de política exterior y derechos humanos, sin tratar de situarse por encima del resto. La Administración estadounidense, por su parte, ha urgido "a todas las partes a que eviten acciones o declaraciones provocativas. Esta decisión puede y debe servir como una nueva oportunidad de renovar esfuerzos para abordar las disputas marítimas de manera pacífica", indica en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.



China cancela una rueda de prensa cojunta con la UE

El fallo del Tribunal se ha producido precisamente el día que da comienzo la cumbre entre China y la UE en Pekín, que de esta forma se inicio con una llamada de atención por parte de Bruselas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó ante el primer ministro chino, Li Keqiang, que ambos bloques tienen que "proteger un orden internacional basado en la ley". 

La conferencia de prensa prevista inicialmente junto con el primer ministro chino se canceló a última hora debido a cuestiones de formato, especialmente sobre si habría o no preguntas, un punto en el que Pekín era más inflexible

La intervención, a puerta cerrada pero divulgada por la UE, desgranó una serie de elementos por los que a China le conviene como al que más el respeto a un sistema de normas comunes con sus socios internacionales para beneficiarse al máximo. Antes del anuncio de La Haya, Tusk había dicho a Li que era un "importante fallo" y defendió la importancia de "proteger un orden internacional basado en la ley", algo que "está en nuestros intereses comunes". Sin embargo, la conferencia de prensa prevista inicialmente junto con el primer ministro chino se canceló a última hora debido a cuestiones de formato, especialmente sobre si habría o no preguntas, un punto en el que Pekín era más inflexible.

l presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (izq); el primer ministro chino, Li Keqiang (c), y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d) asisten a una cumbre entre China y la Unión Europea en el Gran Palacio del Pueblo en Pekín, Chin

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (izq); el primer ministro chino, Li Keqiang (c), y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d) asisten a una cumbre entre China y la Unión Europea en el Gran Palacio del Pueblo en Pekín, China, este martes, 12 de julio de 2016. EFE/How Hwee Young/Pool

Tras la reunión con Li, ambas partes firmaron un documento para el aumento de la cooperación en energía, especialmente en el desarrollo técnico de las fuentes renovables y su integración eficaz en la red.

Una zona en permanente disputa

La falta de regulación en zonas del mar de China Meridional hace que se repitan los incidentes entre los países ribereños que se disputan la explotación de los recursos pesqueros más allá de sus costas, explicaron hoy a Efe fuentes de la FAO.

"Hay un número de puntos en los que todavía no ha habido una decisión final sobre qué país tiene la jurisdicción"

El experto de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Simon Funge Smith señaló que en las áreas centrales de ese mar "hay un número de puntos en los que todavía no ha habido una decisión final sobre qué país tiene la jurisdicción".

"En algunas zonas no existe una gestión pesquera fuerte y hay incidentes por la pesca entre distintos países", aseguró el experto, que precisó que allí los barcos se mueven de unas zonas a otras y, sin regulación, algunos se ven libres de pescar de forma insostenible.

Funge Smith apuntó, no obstante, que la mayor actividad pesquera se realiza cerca de las costas, dentro de las zonas económicas exclusivas de los Estados. A su juicio, la mayoría de las costas del Sudeste Asiático están bastante explotadas y, a medida que la industria pesquera se ha industrializado, cada vez más los países que rodean el mar del Sur de China han ido buscando recursos más allá de su litoral.

"Es importante tener una mayor regulación dentro de los países, así como más medidas comunes entre ellos y cooperación para gestionar las poblaciones de peces de forma eficiente", sostuvo.