Publicado: 24.02.2014 16:26 |Actualizado: 24.02.2014 16:26

La UE y el FMI preparan ayudas económicas para Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea prepara un paquete de ayuda para Ucrania de al menos 20.000 millones de euros para un periodo de siete años, que estaría condicionada a que el nuevo Gobierno haga reformas económicas de corte neoliberal, según han informado este lunes fuentes europeas. Esta asistencia, que podría aumentarse si resulta necesario, podría proceder del presupuesto comunitario, de contribuciones de los propios Estados miembros y también del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El apoyo y compromiso de la UE con el nuevo Gobierno ucraniano se ha materializado este lunes , cuando la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha depositado un ramo de flores en honor de las víctimas de los últimos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad en la plaza de la Independencia en Kiev.

El nuevo ministro de Finanzas ucraniano, Yuri Kolobov, ha cifrado en 35.000 millones de dólares (25.500 millones de euros) la cantidad que necesita el país en los dos próximos años para evitar caer en la suspensión de pagos. "En los dos últimos días hemos mantenido contactos y reuniones con embajadores de la UE, Estados Unidos y otros países, así como con las instituciones financieras para tratar la entrega urgente de ayuda macroeconómica para Ucrania", ha afirmado Kolobov. 

Ucrania cifra en 25.500 millones de euros la cantidad que necesita para evitar caer en suspensión de pagos La llegada de ayuda financiera internacional a Ucrania depende de que Kiev firme un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que este organismo lo apoye de cara a la estabilidad monetaria del país, declaró hoy en Budapest el ministro polaco de Exteriores, Radoslaw Sikorski. "Hay una enorme cantidad de apoyo macroeconómico disponible para Ucrania", indicó en rueda de prensa Sikorski, que participa en Budapest en una reunión del Grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) junto a Rumanía, Bulgaria y Grecia. 

El ministro destacó que la firma de un acuerdo con el FMI debe ser una condición para la entrega de la ayuda y acusó a Ucrania de haber cerrado acuerdos que "después no se respetan". El pasado diciembre, el FMI ofreció ayuda económica a Ucrania a cambio de que se acometan reformas. Poco antes, Kiev había denunciado las duras exigencias del FMI para refinanciar los créditos concedidos a Ucrania en 2008 y 2010 y que, aseguró, incluían subidas de las tarifas del gas, la congelación de salarios e importantes recortes en el gasto público.

No obstante, la ayuda de la UE no se entregará hasta que no haya un nuevo Gobierno tras las elecciones convocadas para el próximo 25 de mayo. A corto plazo, las fuentes consultadas ven muy difícil enviar asistencia a Ucrania. El Ejecutivo comunitario también mantiene sobre la mesa la oferta de firmar un Acuerdo de Asociación con Ucrania, aunque también esperará para reactivar las negociaciones a que el Gobierno salido de las urnas en mayo lo solicite.

Las nuevas autoridades ucranianas confían en que Rusia no modificará los precios del gas

Al mismo tiempo, las nuevas autoridades ucranianas confían en que Rusia no modificará los precios del gas que le compra, ha manifestado este lunes el ministro de Energía en funciones, Eduard Stavitski, tras ser derrocado Yanukovich. "Esperamos que el precio (del gas ruso) será estable", ha señalado el ministro en declaraciones a Reuters por teléfono. Rusia acordó en diciembre reducir el precio del gas para Ucrania a 268,5 dólares por cada 1.000 metros cúbicos, casi un tercio menos de los 400 dólares que se pagaban desde 2009.

La rebaja se enmarcaba en un acuerdo financiero más amplio que Moscú firmó con Kiev después de que el Gobierno decidiera no seguir adelante con la firma de un acuerdo comercial con la UE. Dos fuentes de Gazprom han indicado a Reuters que la compañía no tiene planes inmediatos de volver al anterior precio del gas para Ucrania, "pero no es Gazprom quien tiene que decidir", ha subrayado una de las fuentes.