Público
Público

Uganda detiene a los terroristas del Mundial de fútbol

Uno de los arrestados admite vínculos con los islamistas somalíes de Al Shabab

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas de seguridad de Uganda han arrestado a los presuntos organizadores de los atentados con bomba que tuvieron lugar en sendos locales de la capital, Kampala, durante la final del Mundial de fútbol y que acabaron con la vida de más de 70 personas. Los detenidos son cuatro hombres que comparecieron ayer en una rueda de prensa ofrecida por las autoridades, en la que admitieron su participación en los atentados y aseguraron que no actuaron por razones religiosas. Sin embargo, uno de los reos reconoció su papel como contacto con el grupo islamista somalí Al Shabab, vinculado a Al Qaeda.

Las dos explosiones tuvieron lugar el 11 de julio en un restaurante etíope y en un club de rugby que se encontraban abarrotados de gente que se había reunido para ver en directo la final del Mundial. Poco después de los atentados, Al Shabab se atribuyó la autoría del ataque, que calificó como una 'venganza' por la contribución militar de Uganda a la misión de la Unión Africana (UA) en Somalia. Las tropas de la UA apoyan al asediado Gobierno somalí y combaten contra los yihadistas de Al Shabab, que controlan gran parte del país.

Las autoridades de Uganda y Kenia ya habían arrestado a más sospechosos de haber participado en la preparación de los atentados, aunque esta es la primera vez que el Gobierno ugandés asegura haber capturado a los cabecillas.

En la vecina Ruanda, por otro lado, la policía ha detenido a tres hombres acusados de ser los autores del ataque con granadas perpetrado el pasado miércoles en Kigali, dos días después de que el presidente Paul Kagame fuera reelegido por aplastante mayoría, tras unas elecciones marcadas por la represión a las que ha estado sometida la oposición. En el atentado, que coincidió con la publicación de los resultados electorales, resultaron heridos siete niños. Dos de ellos están en estado crítico.