Publicado: 12.11.2013 16:04 |Actualizado: 12.11.2013 16:04

La ultraderecha alemana se queda sin financiación pública por sus irregularidades

Se espera que de aquí a final de año se formalice una petición de ilegalización del NPD impulsada por la cámara alta germana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), principal aglutinante de los neonazis alemanes, no percibirá financiación pública por decisión del Tribunal Constitucional (TC) tras sus repetidas irregularidades contables.

El bloqueo del Constitucional responde a la demanda presentada por el Parlamento federal (Bundestag) contra el partido por el impago de la sanción de 1,27 millones de euros que le fue impuesta por manipular su contabilidad.

El NPD había interpuesto un recurso ante el mismo tribunal contra esa sanción, cuestión ésta aún pendiente de resolución por parte de la máxima instancia judicial alemana. El bloqueo de los fondos públicos, junto a las sanciones anteriores con las que se castigó al NPD por irregularidades contables, pone en peligro su supervivencia política y limita sus acciones.

Como las restantes formaciones ultraderechistas, el NPD nunca ha logrado representación en el Bundestag (cámara baja del parlamento alemán) y en las elecciones generales del pasado 22 de septiembre sólo consiguió un 1,3% de los votos, mientras que el mínimo para acceder a un escaño es del 5%.

Sin embargo, percibe fondos del Bundestag por los puestos que tiene en las cámaras regionales de dos Länder y en algunas corporaciones locales, así como por los donativos que ingresa. De acuerdo con la ley de financiación de partidos, al NPD le correspondía percibir este ejercicio 303.414 euros trimestrales.

La sentencia del Constitucional sigue a una serie de demandas y recursos entre la dirección del partido y el Bundestag, mientras se espera que de aquí a final de año se formalice una petición de ilegalización del NPD impulsada por la cámara alta (Bundesrat). Será la segunda vez que se intente su prohibición, ya que en 2003 el TC desestimó la solicitud presentada de forma conjunta por el Bundestag, el Bundesrat y el gobierno federal al revelarse que se fundamentaba princialmente en testimonios de confidentes policiales.

En toda la historia de la República Federal de Alemania sólo han prosperado dos procesos de ilegalización de partidos, ambos en los años 50: el lanzado contra el Partido Comunista de Alemania (KPD) y el dirigido contra un sucesor del partido nazi (SRP).

El NPD es la mayor formación ultraderechista de Alemania, con unos 6.300 militantes, seguida de la Unión del Pueblo Alemán (DVU), con la que inició un proceso de fusión ante la creciente pérdida de militancia y sus dificultades para financiarse. Se calcula que, junto al NPD y el DVU, existen en el país unas 200 "camaraderías" u organizaciones locales, con un total de 25.000 militantes catalogados como potencialmente violentos.