Publicado: 18.12.2014 21:55 |Actualizado: 18.12.2014 21:55

El único castigado por el escándalo 'LuxLeaks' es el auditor que lo denunció

Asociaciones y activistas piden apoyo ciudadano para proteger a Antoine Deltour, acusado en Luxemburgo por robo y blanqueo

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 13
Comentarios:
El presidente de la Eurocámara, Jean-Claude Juncker

El presidente de la Eurocámara, Jean-Claude Juncker./ REUTERS

El escándalo internacional que ha supuesto la pérdida de legitimidad para Jean-Claude Juncker. Según reveló Xnet, a través del Buzón X, el actual presidente de la Comisión Europea organizó en Europa un cártel internacional de evasores fiscales para que las empresas más grandes del mundo tributaran a menos de un 1%, gracias a acuerdos secretos y a la colaboración de las grandes auditoras él.

Sin embargo, pese a esta revelación, el primer y único investigado hasta el momento es el trabajador de una de las empresas auditoras involucradas, PWC, que denunció los crímenes: Antoine Deltour. Este es el único nombre que ha trascendido del grupo de trabajadores que han filtrado 'Lux Leaks'. Personas que han denunciado los crímenes del entramado de Juncker y sin los cuales no se habría conocido la magnitud y los detalles de este saqueo. 

Deltour ha asumido haber copiado cientos de "tax rulings", acuerdos fiscales cerrados por el fisco luxemburgués a favor de multinacionales. De esta forma, cientos de millones de euros se evaporaban de los países donde estas firmas dirigían sus actividades reales, siendo así transferidas sumas colosales a jurisdicciones con muy pocas tasas, la mayoría de las veces Luxemburgo. Precisamente ha sido la justicia de este país quien le ha acusado de robo y blanqueo. 

Al hilo de estas filtraciones, la Comisión Europea decidió este miércoles ampliar a todos los Estados miembros su investigación sobre la legalidad de los acuerdos fiscales ventajosos con multinacionales, que de momento se ha saldado con expedientes a Luxemburgo por sus ventajas a Amazon y Fiat -cuando era primer ministro Jean-Claude Juncker,-, a Irlanda por el caso Apple y a Holanda por Starbucks.




Pese a aplaudir que "por fin" se esté llevando a cabo "algún tipo de investigación oficial" sobre lo sucedido, las asociaciones y activistas han criticado que "el primer y único investigado" por el momento sea quien denunció los hechos, Deltour. Esto pone de manifiesto, a su juicio, "el nivel de impunidad del que cree gozar esta mafia internacional de grandes evasores fiscales".

Por ello, asociaciones y activistas han pedido a través de un comunicado el apoyo ciudadano para proteger al exauditor. Xnet ha señalado que sin personas que han denunciado "los crímenes del entramado de Juncker" nunca se hubiera conocido la magnitud de este "saqueo".

Por eso ha expresado su reconocimiento al auditor francés, equiparando su aportación a la de otros filtradores como Chelsea Manning, Julian Assange, Edward Snowden o Hervé Falciani, "cuya acción y compromiso está inclinando la balanza contra el poder y en favor de la gente".

Según Xnet, en estos momentos es necesario proteger a Deltour y garantizar su seguridad, lo cual "no depende del anonimato sino de todo lo contrario, del apoyo público". Precisamente, el propio Deltour concedió el lunes pasado la que fue su primera entrevista, al diario francés 'Libération', donde aseguró que no es la única fuente de las filtraciones del escándalo 'Lux Leaks' y negó haber obtenido documentos de PWC de manera fraudulenta.