Publicado: 06.03.2014 16:02 |Actualizado: 06.03.2014 16:02

Uniformados sin identificar detienen a los observadores internacionales que iban a Crimea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades pro-rusas de Crimea han negado este jueves el acceso a la península a una treintena de observadores militares no armados de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), según ha informado el propio organismo.

El ministro de Defensa polaco, Tomasz Siemoniak, también ha informado de que "la misión ha sido detenida" por "hombres uniformados" sin identificar cuando se dirigían hacia la península de Crimea. "No pueden avanzar. Han aterrizado en Odessa y estaban viajando en coche de Odessa a la península de Crimea pero han sido detenidos por hombres no identificados uniformados", ha asegurado el responsable político de las Fuerzas Armadas polacas, en declaraciones a la prensa, y ha añadido que les han comunicado que pueden volver por donde han llegado pero no pueden avanzar hacia Crimea. Dos oficiales de la Policía militar polaca forman parte de la misión de observadores de la OSCE. 

La portavoz de la OSCE Tatiana Baeva confirmó en Viena, sede de la organización, que los observadores estaban a bordo de dos autobuses, procedentes de la ciudad ucraniana de Odessa, cuando les fue negada la entrada a Crimea, y ahora se encuentran en Jerson, al norte, "donde estudiarán cómo proceder".

A petición del nuevo Gobierno de Ucrania, un total de 22 países adheridos a la OSCE ofrecieron esta semana enviar un total de 41 soldados desarmados para inspeccionar en Crimea la situación sobre el terreno.

Entre esos países, destacan miembros de la OTAN como Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Turquía, que ofrecieron, cada uno, el envío de dos soldados.

El mandato de este contingente queda establecido en el capítulo III del llamado "Documento de Viena" que permite acoger voluntariamente visitas "para tratar actividades militares inusuales".

Kiev había pedido esta semana al resto de 56 países adheridos a la OSCE que enviaran ese personal militar entre el 5 y el 12 de marzo a su territorio, comenzando por la ciudad de Odessa.

Rusia ha mostrado ya su escepticismo sobre la utilidad de esta misión Es la primera vez que el mecanismo del "Documento de Viena" ha sido activado.

Estados Unidos y sus aliados están impulsando desde hace días que se constituya una amplia misión de observadores, no solo en el campo militar sino también para supervisar la situación de los derechos humanos, las minorías o la libertad de prensa, y que ayude a relajar la tensión.

Mientras que el nuevo gobierno de Ucrania pide el envío de esos observadores, Rusia ha mostrado ya su escepticismo sobre la utilidad de una misión sobre el terreno.

Para un amplio mandato, con cientos de expertos, la OSCE necesita una decisión de consenso entre todos los Estados socios, es decir, también requiere el respaldo de Rusia y sus aliados más cercanos, como Bielorrusia.

La OSCE es un organismo que tiene sus orígenes en el diálogo entre el Este y el Oeste durante la Guerra Fría y sus principales objetivos son la prevención de conflictos y el fomento de la democracia y el Estado de Derecho.