Publicado: 14.03.2014 12:25 |Actualizado: 14.03.2014 12:25

La Unión Europea baraja una lista de unos 120 oficiales rusos para imponer sanciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea ha elaborado una lista de entre 120 y 130 nombres de oficiales rusos sujetos a recibir sanciones, como restricciones de vuelo y congelación de bienes, por el papel que está jugando Moscú en la crisis de Ucrania, según fuentes comunitarias.

La lista, de unas cinco páginas, ha sido confeccionada por diplomáticos con experiencia en Rusia y entregada a las autoridades de Bruselas, donde el lunes los ministros de Exteriores de la UE debatirán sobre las medidas que impondrán al Gobierno ruso. Según las fuentes, consultadas por la agencia Reuters, en el seno de la Unión se está discutiendo la conveniencia de sancionar de forma preventiva a tantas personas como sea posible desde un primer momento o , por el contrario, enfocar la cuestión de manera más cautelosa e ir agregando sancionados poco a poco.

Lo que parece evidente es que entre los objetivos no estarán ni el presidente ruso, Vladimir Putin, ni el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, lo que podría socavar de manera prácticamente irremediable las relaciones entre los países occidentales y Rusia. Sin embargo, según el diario alemán Bild, en la lista habrá al menos 13 personalidades relevantes, entre ministros, parlamentarios y allegados al propio Putin. El rotativo asegura que a las primeras sanciones le seguirán sanciones de tipo comercial.

La UE ya adoptó sanciones contra Rusia. Las primeras medidas, de carácter testimonial, suspendieron las negociaciones con Moscú para liberalizar visados. Anteriormente, Washington había hecho lo propio. A la suspensión de las conversaciones bilaterales con Moscú sobre comercio e inversión y la interrupción de los contactos entre militares de ambos países, la Administración de Barack Obama añadió nuevas sanciones la semana pasada. El presidente estadounidense ordenó la congelación de los bienes en Estados Unidos y la prohibición de viajar a este país a los, considerados por la Casa Blanca, responsables de la intervención rusa en la república autónoma de Crimea.

Lavrov, reunido con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en Londres, dijo en su momento que las medidas tomadas contra su Gobierno sólo contribuyen a "incrementar" la tensión. El jefe de la diplomacia rusa avisó de que, aunque en ese momento aún no contemplaba un listado de "exponentes de la administración rusa", el anuncio de las sanciones, como el bloqueo en el G-8 o en el Consejo OTAN-Rusia, ya constituía una "amenaza". Pocos días después, Moscú advertía de que respondería con "sanciones simétricas". "Estamos preparados para cualquier eventualidad", aseguró el viceministro ruso de Economía, Alexei Lijachev.