Público
Público

Los unionistas critican la 'brutalidad' policial en los disturbios de Belfast

Los líderes lealistas de Irlanda del Norte pedirán explicaciones por la supuesta dureza empleada por los agentes para controlar a los radicales, que han desatado su ira contra las fuerzas de seguridad tras aprobarse una moción para qu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Líderes unionistas de Irlanda del Norte acordaron hoy en una reunión en Belfast pedir explicaciones a la policía norirlandesa sobre la supuesta brutalidad empleada por los agentes para controlar los disturbios ocurridos en la capital del Ulster en los últimos días.

Los líderes pidieron entrevistarse la semana próxima con responsables de la policía, según indicó hoy a medios británicos el reverendo Mervyn Gibson, en cuya Iglesia presbiteriana de Westbourne se llevaron a cabo esta tarde conversaciones entre algunos representantes de partidos políticos de la provincia y líderes religiosos a fin de buscar una solución a un conflicto que dura semanas.

Belfast es escenario de altercados violentos por parte de grupos de lealistas, partidarios de la permanencia de la provincia en el Reino Unido, desde que el pasado 3 de diciembre se aprobara una moción del partido multiconfesional Alianza para que la bandera británica sólo ondee ciertos días del año en el ayuntamiento de la ciudad, como ocurre en otros edificios gubernamentales y en el castillo de Stormont, sede de la Asamblea autónoma.

Hasta entonces, la llamada Union Jack lucía a diario en la fachada del consistorio, y los concejales nacionalistas solicitaron su retirada definitiva con el objetivo de generar 'un ambiente de neutralidad en una ciudad dividida'. Desde el pasado jueves, la policía norirlandesa ha sido objeto de virulentos ataques de manifestantes violentos y hasta la fecha, 52 agentes han resultado heridos.

El grado de violencia alcanzado en estas tres últimas jornadas en la capital del Ulster, donde este sábado un hombre de 38 años fue detenido como sospechoso de intento de asesinato, llevó a algunos representantes políticos a reunirse hoy para buscar soluciones. Según medios británicos, en la reunión estuvieron, entre otros, dos miembros unionistas de la asamblea legislativa de Irlanda del Norte, Robin Newton, del Partido Democrático Unionista, y Michael Copeland, del Partido Unionista del Ulster (UUP), el líder de UUP, Mike Nesbitt, y otros concejales unionistas del este de Belfast. Los medios también indican que algunas personas cercanas a grupos paramilitares lealistas estuvieron presentes.

El reverendo Gibson afirmó que algunos concejales norirlandeses manifestaron hoy su preocupación ante la supuesta 'brutalidad' empleada por algunos agentes de la policía contra manifestantes que no estaban implicados en los disturbios. 'Algunas personas han visto cómo los agentes empleaban porras contra personas que no estaban involucradas en los disturbios', señaló el religioso a la agencia de noticias local británica.

El reverendo observó que 'existe una sensación genuina de que ha habido un cambio en las tácticas (policiales)' y apuntó que 'en estos casos, no todo el mundo es un alborotador'. Por su parte, el jefe de la policía norirlandesa (PSNI), Matt Baggott, advirtió hoy a los medios de comunicación locales de que la policía 'actuará con firmeza' para contener los brotes violentos por la polémica en torno a la bandera británica. En la noche del sábado, los agentes fueron agredidos con cócteles molotov, petardos, piedras, pelotas de golf, y supuestamente disparos, en el este de Belfast, según informaciones policiales.

DISPLAY CONNECTORS, SL.