Público
Público

Uribe, en el punto de mira por sus presuntos nexos con paramilitares

La Fiscalía de Colombia pide investigar al expresidente y actual senador por su posible colaboración y financiación de grupos responsables de matanzas cuando era gobernador.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:

Álvaro Uribe durante una manifestación en Cali el pasado mes de agosto. - AFP

BOGOTÁ.- La Fiscalía General de Colombia pidió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que investigue al expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe por su presunta colaboración y financiación de grupos paramilitares durante su etapa como gobernador del departamento de Antioquia.

El Ministerio Público pretende esclarecer si Uribe tuvo algún tipo de vínculo con las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). En concreto, la Fiscalía hace alusión a la masacre de El Aro, un suceso ocurrido en 1997, cuando Uribe era el gobernador de Antioquia, cargo en el que estuvo desde el 1 de enero de 1995 y el 31 de diciembre de 1997.

La petición se basa en los testimonios del líder paramilitar alias 'Don Berna' desde Miami, donde cumple condena por narcotráfico, que vincula al expresidente con la masacre. Los hechos ocurrieron en octubre de 1997 y fueron asesinadas 15 personas y desplazadas un número indeterminado. En 2008 el propio Uribe reveló la existencia de un testigo que le acusaba de haber asistido a una reunión con líderes paramilitares para planear una masacre, aunque proclamó su inocencia y pidió a los jueces no hacer caso de "bandidos".

En cualquier caso, la Fiscalía reclama que se lleve a cabo una investigación y aclara que, por tratarse de hechos anteriores a cuando Uribe era presidente de la República y por ser ahora senador, le corresponde a la Corte Suprema en su Sala Penal investigarle. No es la primera vez que el Ministerio Público colombiano busca esclarecer la presunta participación de Uribe en la masacre de El Aro. El pasado febrero anunció que iba a investigar por qué un helicóptero oficial se encontraba en el lugar de la matanza.

Varios testigos del suceso afirmaron haber visto un helicóptero de la Gobernación realizar labores de vigilancia mientras los paramilitares perpetraban la matanza. En aquella ocasión, Uribe, que gobernó Colombia entre 2002 y 2010, dijo que los directivos del Servicio Aéreo de Salud de Antioquía, dependiente de la Gobernación, habían explicado "una y mil veces" su participación en este caso, sin dar más detalles. Varios exjefes paramilitares, como Salvatore Mancuso, han confesado haberse reunido en repetidas ocasiones con el expresidente durante esa etapa de su carrera política, extremo que el ahora senador siempre ha negado.