Publicado: 24.01.2014 08:16 |Actualizado: 24.01.2014 08:16

Varios atentados contra la Policía dejan cinco muertos en El Cairo

Un coche cargado de explosivos estalla frente a la sede de la Policía y de los servicios secretos. Dos bombas más explotan en otros puntos de la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos cinco personas, entre ellos cuatro policías, han muerto en El Cairo en dos explosiones. Un ataque con coche bomba contra la sede en El Cairo del Directorio de Seguridad del Gobierno egipcio, sede de la Policía y de los servicios de seguridad del Estado, ha dejado cuatro fallecidos y más de 70 heridos.

El atentado ha sido reclamado por la organización yihadista Ansar Bayt al-Maqdis, responsable, entre otros, del ataque contra una comisaría en la ciudad de Mansura del pasado mes de diciembre que dejó 20 muertos. El grupo suní tiene como base de operaciones el Sinaí, escenario en los últimos meses de una destacada operación del Ejército egipcio.

Pocas horas después una segunda explosión dejaba un policía muerto y 15 heridos cerca de una estación de metro en el distrito de Doki, en Giza. Según una fuente de seguridad, varios desconocidos arrojaron tres artefactos de fabricación casera contra un vehículo de la policía estacionado en el lugar, si bien la televisión estatal habla del estallido de una bomba.

El portavoz del Ministerio egipcio de Sanidad, Ahmed Kamel, precisó que el ataque contra la sede de la Policía se produjo a las 06.50 hora local (04.50 GMT). Una fuente del Ministerio de Interior asegura que un suicida conducía el coche bomba por la calle Port Said. Los restos humanos del atacante ya están siendo analizados.

La explosión también causó cuantiosos daños materiales, como la destrucción de varias plantas del edificio del Tribunal del Sur de El Cairo y el Museo de Arte Islámico. La televisión estatal apunta además que varios encapuchados en motocicletas abrieron fuego poco después de la explosión. Una tercera explosión se produjo cerca de una comisaría de policía en un barrio Talbeya en Giza, a las afueras de El Cairo, sin dejar heridos.

Los de hoy son los ataques más graves vistos en meses en la capital egipcia, en tensión desde el golpe de Estado que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi el pasado 3 de julio. Este fin de semana ya se preveía especialmente tenso por las nuevas protestas convocadas por los islamistas ante la conmemoración el sábado, 25 de enero, del tercer aniversario de la revolución que derrocó a Hosni Mubarak.

Ayer, al menos cinco policías murieron, entre ellos tres sargentos, y dos resultaron heridos en un ataque armado perpetrado contra un puesto de control en la provincia de Beni Suef, en el sur de Egipto.