Público
Público

Londres Al menos 29 heridos en el metro de Londres por un atentado terrorista

El suceso ha tenido lugar en la District Line, en el suroeste de la ciudad. Un artefacto casero metido en un cubo explotó parcialmente. El Gobierno eleva al máximo la alerta antiterrorista. El Estado Islámico se atribuye la autoría del ataque.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 10
Comentarios:

Miembros de las fuerzas de seguridad junto a una estación del metro de Londres. - REUTERS

Al menos 29 personas han resultado heridas este viernes, aunque ninguna de gravedad, tras la explosión de un artefacto de fabricación casera en un vagón del metro de Londres. La Policía investiga el suceso como un acto terrorista. El Estado Islámico se ha atribuido la autoría del ataque, tras el cual el Gobierno británico ha elevado al máximo la alerta antiterrorista.

[VER FOTOGALERÍA]

El atentado -perpetrado sobre las 08.21 hora local (07.21 GMT)- ocurrió en la estación de Parsons Green, en el tramo exterior del suburbano de la línea District, que fue suspendida parcialmente, entre las estaciones de Wimbledon y Earls Court. La explosión, que provocó "una bola de fuego", según aseguraron varios testigos, se produjo en un cubo blanco que estaba dentro de una bolsa de supermercado en un vagón de un tren con capacidad para 865 pasajeros.

Según las fotos divulgadas por la prensa británica, el artefacto tendría un detonador pero no llegó a explotar en su totalidad, lo que ha hecho pensar a los expertos que el responsable tenía como objetivo provocar numerosas víctimas a la hora punta de la mañana. La mayoría de los heridos han sido atendidos por quemaduras o por los golpes sufridos cuando trataban salir corriendo de la estación. 

Mayor presencia del Ejército

La primera ministra británica, Theresa May, presidió por la tarde una reunión del comité de emergencia Cobra, formado por los principales ministros, las fuerzas del orden y representantes de los servicios secretos, aunque en esta ocasión también se sumó el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan. Tras asegurar en un primer momento que no se iban a producir cambios, May anunció a última hora un aumento de la alerta antiterrorista a su nivel "crítico", el más alto de la escala de seguridad y que prevé nuevos atentados de forma "inminente".

May explicó además que el Ejército aumentará su presencia y asumirá parte del papel reservado hasta ahora a la Policía. Asimismo, habrá "más policías armados en el sistema de transporte y en las calles".

Los servicios de emergencia atienden a los pasajeros del metro de Londres en la calle. TWITTER / @ASolopovas

La premier británica justificó los cambios y señaló que se trata de una medida "proporcionada y sensata" a expensas de que cómo avancen las investigaciones. En este sentido, instó a la población a seguir con su vida "de forma normal", al tiempo que se mantengan "vigilantes". "La amenaza terrorista a la que nos enfrentamos es grave, pero trabajando unidos les derrotaremos", dijo May, y felicitó por su "profesionalidad" a los servicios de emergencia y a la Policía, que aún busca al responsable del ataque.

La amenaza estaba hasta ahora en nivel "grave", el cuarto más alto de una escala de cinco y que implicaba que un atentado terrorista era altamente probable. La decisión de subir el nivel de amenaza, según el Gobierno, fue tomada por el Centro de Análisis Conjunto de Terrorismo, compuesto por representantes de 16 departamentos del Gobierno y con sede en las oficinas de los servicios secretos MI5.

Miembros de la brigada experta en bombas trabajan cerca de la estación de metro de Londres donde ha tenido lugar la explosión. REUTERS/Hannah McKay

La explosión obligó a cerrar la estación de Parsons Green y los alrededores y a desalojar a los vecinos mientras las fuerzas del orden recogían pruebas forenses que permitan localizar al autor de este nuevo atentado, el quinto este año en Reuno Unido. Los otros cuatro fueron: uno en marzo ante el Parlamento británico; otro en mayo en el estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, el de junio en el puente de Londres, y otro, también en junio, en una mezquita del norte de la capital.

Tras el ataque de este viernes, el alcalde Sadiq Khan dijo que la ciudad "condena enteramente a esos individuos que intentan usar el terror para hacernos daño y destrozar nuestra forma de vida". "Como Londres ha demostrado una y otra vez, el terrorismo no nos intimidará ni nos vencerá", señaló el primer edil de la ciudad.

El jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yark, Mark Rowley, informó, por su parte, de que habrá un mayor despliegue policial en toda la capital, especialmente en la red de transporte. "Si alguien tiene cualquier información sobre este incidente, que nos llame con urgencia", pidió Rowley a la población londinense, a la que instó a que se mantenga "alerta" aunque "sin perder la calma".