Público
Público

Veintisiete años de prisión para el criminal de guerra Perisic

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército yugoslavo ha quedado absuelto del exterminio contra los musulmanes de Srebrenica en 1995.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha condenado a 27 años de prisión por crímenes de guerra en Bosnia-Herzegovina y Croacia al ex jefe del Estado Mayor del Ejército yugoslavo, Momcilo Perisic, que ha quedado absuelto del exterminio contra los musulmanes de Srebrenica en 1995.

Perisic, cuyo juicio comenzó en octubre de 2008, ha sido condenado por los crímenes que cometió en el asedio de Sarajevo, desde agosto de 1993 hasta noviembre de 1995; en el bombardeo de Zagreb, acaecido en mayo de 1995; y en el enclave bosnio de Srebrenica, en julio del mismo año.

Los jueces han considerado que Perisic, de 67 años, creó centros para proveer de personal a la fuerzas serbobosnias dirigidas por Ratko Mladic. Sin embargo, no han encontrado 'suficientes pruebas' de que el acusado diera órdenes a los serbios de Bosnia, ni de que pudiera saber que se iba a cometer la masacre de Srebrenica, donde fueron asesinados unos 8.000 musulmanes varones.

Por ello,  sólo se le ha condenado por ejercer 'un control efectivo' sobre el personal del Ejército Yugoslavo trasladado a las fuerzas serbobosnias, a las que ofreció apoyo 'logístico y técnico', no pudiéndole atribuir 'responsabilidad penal' en los crímenes perpetrados por las fuerzas de Mladic.

No obstante, la sentencia puede ser apelada tanto por la defensa, que pedía la absolución, como por la Fiscalía, que exige cadena perpetua contra el acusado. El caso es especialmente  importante para los fiscales, ya que podrían demostrar los vínculos entre el Ejército Yugoslavo y las fuerzas serbobosnias durante la matanza de Srebrenica.

Perisic, el militar yugoslavo de más alto grado procesado en el TPIY por crímenes como el asesinato y la persecución, detentó su cargo entre agosto de 1993 y noviembre de 1998, durante el régimen del ex presidente serbio y yugoslavo Slobodan Milosevic, cuando Yugoslavia todavía estaba formada por Serbia y Montenegro.

Después de ser destituido se retiró del Ejército y formó un pequeño partido político opositor a Milosevic. Fue diputado en los parlamentos de Yugoslavia (Serbia y Montenegro) y Serbia, llegando a ser vicepresidente del Gobierno serbio del reformista Zoran Djindjic en 2001. Un año después tuvo que abandonar el cargo de viceprimer ministro por la acusación de las autoridades judiciales de Serbia, que le apuntaban como espía de Estados Unidos.