Publicado: 05.12.2015 20:36 |Actualizado: 05.12.2015 20:36

Venezuela: el clima político en vísperas de una elección trascendental

Elogios al sistema electoral por parte de la misión de acompañantes internacionales y disputas mediáticas que involucran a los invitados por la oposición venezolana. Maduro responde a Rajoy y convoca a las comunas a “profundizar y radicalizar la Revolución económica productiva, de abajo hacia arriba”

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Un miembro de mesa electoral trabaja en una máquina de votación durante los preparativos para las elecciones. EFE/MIGUEL GUTIERREZ

Un miembro de mesa electoral trabaja en una máquina de votación durante los preparativos para las elecciones. EFE/MIGUEL GUTIERREZ

CARACAS.- Las horas previas a las decisivas elecciones parlamentarias no traen signos de zozobra inmediata para venezolanas, venezolanos y los más de 7 millones de extranjeros que residen en este país. Al menos en apariencia.

Las calles se mueven a un ritmo normal. El tránsito fluye intenso, como casi siempre en Caracas. El sábado antes de la elección, como todos los sábados, la gente sale a comprar por las mañanas, hasta pasado el mediodía, y luego busca parques o centros comerciales para ir de paseo con familia y amigos. Más tarde, en la noche, casi todos se acostarán temprano. El domingo, día de votación, empieza muy temprano. Pero en las arenas de la alta política, las horas se viven a todo ritmo antes de una elección trascendente.

La veda electoral se encuentra en vigor desde la primera hora del viernes, pero eso no es obstáculo para que se busquen, y encuentren, nuevas formas de propaganda política.

La oposición apuesta a la acción mediática de sus invitados internacionales, de la que forman parte varios ex presidentes latinoamericanos –como Andrés Pastrana, Jorge Tuto Quiroga, Mireya Moscoso, Laura Chinchilla y Luis Alberto Lacalle- y cuatro eurodiputados españoles integrantes del PP, liderados por Esteban González Pons.



Esta delegación se encuentra en carácter extraoficial, ya que no forma parte de la misión de acompañamiento internacional solicitada por el Poder Electoral. Sin embargo, el responsable de la comisión internacional de la alianza opositora, Timoteo Zambrano, también candidato a diputado en esta elección, anticipó que “a lo mejor intentan entrar” a los centros de votación, lo cual plantearía un conflicto, porque al igual que sucede en casi todos los países del mundo, la legislación venezolana no permite que extranjeros no acreditados legalmente intervengan en su proceso electoral. A fin de cuentas, eso garantizaría la repercusión internacional, lo cual se supone que es el objetivo deseado.

En ese marco, el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana, declaró hace pocos días a Caracol Noticias que en Venezuela "no hay ningún control, ni verificación sobre el voto, el escrutinio y el proceso en general". Tales afirmaciones son difíciles de sostener, en la medida en que el proceso contempla 20 auditorías previas en las que demás de los técnicos del Consejo Nacional Electoral (CNE), participan los representantes de todos los partidos políticos y son certificadas por la misión de acompañamiento integrada por más de 50 expertos internacionales.

Pastrana: "Es absurdo que digan que en Venezuela predomina una democracia"

Hasta el momento, todos quienes participan en esta verificación han manifestado su conformidad, incluidos los representantes de la oposición. No obstante, Pastrana aseguró "es absurdo que algunas personas digan que en Venezuela predomina una democracia" y consideró que este domingo puede pasar “que gane la oposición y no se respete el resultado, o que gane el oficialismo con fraude", descartando otras posibilidades.

Por el peso específico otorgado a los invitados, este tipo de declaraciones configuran un escenario previo alarmante, por cuanto la MUD –a pesar de no haber realizado ninguna observación a las auditorías- se ha negado a firmar un compromiso de respeto a los resultados que emitan las máquinas de votación, por lo que se prevé un desconocimiento de los mismos en caso que el chavismo nuevamente alcance la mayoría. Esto podría articularse con acciones violenta, como ya ha sucedido en elecciones anteriores, como por ejemplo las presidenciales de 2013, cuando bandas armadas atacaron edificios y transportes identificados con el chavismo y asesinaron a 11 personas. Posteriormente, el recuento del 100% de los votos confirmó que la elección había sido limpia.

Propaganda electoral en Caracas, Venezuela. EFE/MIGUEL GUTIERREZ

Propaganda electoral en Caracas, Venezuela. EFE/MIGUEL GUTIERREZ

Anticipando a estas matrices de opinión, el viernes, integrantes del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA) declararon que "en todas y cada una de las elecciones que hemos participado se han concretado las verificaciones previas al sistema y siempre hemos visto que el resultado es el mismo. Es decir, cero errores”.

En declaraciones a Telesur, ignoradas por el resto de la prensa internacional, Nicanor Moscoso, uno de los integrantes del CEELA, afirmó que “el sistema de auditorías es absolutamente participativo y confiable", precisando que “en las reuniones mantenidas con los representantes a lo largo de las jornadas de auditorías, especialmente con los auditores de la MUD y del Psuv, nos manifestaron que estaban plenamente convencidos de que el sistema electoral venezolano es plenamente confiable" y que "pueden tener absoluta certeza de que su voto, su voluntad, se va a respetar". Entre otros expertos que han desempeñado altas funciones electorales en sus países, el informe del CEELA está avalado por representantes de Colombia, Honduras, Perú, Ecuador y República Dominicana.

En tanto, el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero se desmarcó de las declaraciones del actual mandatario, Mariano Rajoy y su compañero de partido, Felipe González, asegurando que “hay que respetar la soberanía y el papel del acompañamiento electoral”.

“No te metas, Rajoy”

El presidente Nicolás Maduro, mientras tanto, entregó el viernes la vivienda número 900 mil, pidiendo a los dirigentes de otros países que respeten a Venezuela. El gobierno bolivariano, en una suerte de campaña implícita, se dedicó durante los últimos días a destacar los logros sociales de la revolución, contrastándolos con el período anterior, de orientación neoliberal.

Además de la Gran Misión Vivienda Venezuela, creada en 2011 para solucionar el déficit habitacional, la extensión de las pensiones –que superó el número de 3 millones, cuando el 1999 no llegaban a los 400 mil- y la baja del desempleo a 6,7% “pese a la guerra económica” fueron los temas destacados por voceros del gobierno durante los últimos días.

Precisamente estos tres ejes, junto con la gratuidad de la educación en todos sus niveles y la soberanía ante EEUU, conforman los principales argumentos que despliega el gobierno bolivariano cada vez que otros gobiernos -como el de Chile, el de Colombia o de España- intervienen en la política interna de Venezuela. En esos casos, Maduro siempre les recuerda que la Revolución Bolivariana ha realizado importantes avances en planos que aquellos países se encuentran lejos de resolver. “¡Go home, Rajoy!”, ironizó Maduro el viernes, al responderle al presidente del Estado español, quien es un habitual crítico del proceso bolivariano.

Maduro: "Rajoy cree que Venezuela todavía es una colonia de España"

El presidente venezolano le recordó que este país jugó un papel destacado en la lucha contra el colonialismo español en el siglo XIX, cuando se independizaron de España las repúblicas sudamericanas. "Rajoy cree que Venezuela todavía es una colonia de España. Mire, hace tiempo las tropas de Manuel Piar y Simón Bolívar los echaron a ustedes de aquí. Imperialistas, derecha maltrecha, hace tiempo los echamos", expresó Maduro.

"Por allá en el mundo la derecha maltrecha creyó que el volcán de Venezuela había cesado. Por allá la derecha madrileña despreciable y despreciada por su pueblo cantó victoria antes de tiempo. ¡Rajoy, prepárate!", le dijo a la distancia. "Exigimos respeto a la historia, a la autodeterminación y a la soberanía de la Venezuela bolivariana del siglo XXI", completó.

Además, el presidente volvió a señalar que pretende “avanzar decididamente en profundizar y radicalizar la Revolución económica productiva, de abajo hacia arriba. Una revolución económica que vaya renovando todo el aparato económico del país”. Con este fin, anunció que durante la próxima semana se realizará una jornada de consulta con las 1.402 comunas que se encuentran registradas en el país, para elaborar un plan estratégico que articule los proyectos socioproductivos de estas instancias de autogobierno, que en los últimos dos años han dado un salto importante en su organización y reconocimiento legal.

"La gran tarea nuestra del año que viene es lograr liberarnos de la burguesía, lograr independizarnos del petróleo como única fuente de financiamiento interna, y producir para satisfacer las necesidades del pueblo", convocó Maduro.