Público
Público

Venezuela elige presidente con Chávez en la retina

Según las últimas encuestas anteriores a la votación de este domingo, el presidente en funciones, Nicolás Maduro, aventajaba al candidato de la derecha, Henrique Capriles, en 7,2 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Está todo dicho en Venezuela. Las próximas noticias que lleguen este domingo (o primera hora del lunes, por la diferencia horaria) desde Caracas revelarán la continuidad de la revolución bolivariana, representada por el sucesor de Chávez, el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Nicolás Maduro, o la victoria de la derecha de Henrique Capriles, derrotada en las últimas elecciones.

En apenas seis meses desde los últimos comicios, la situación política ha cambiado mucho. El fallecimiento del líder de la revolución, Hugo Chávez, hizo saltar las lágrimas a una parte del país que vio con el difunto presidente cómo los pobres también contaban para el Estado. Maduro, presidente encargado hasta que finalicen los comicios, sustituyó a Chávez y, previsiblemente, heredará las rentas del chavismo, pero en el ambiente flota que las elecciones no las ganará ninguno de los dos candidatos.

Es lo que se desprende del cántico que proviene, una y otra vez, de las mareas rojas que inundan la avenida Simón Bolívar de Caracas cuando Maduro pronuncia sus discursos electorales: 'Chávez, te lo juro, mi voto es pa' Maduro'.

Pero la muerte del comandante también dejó un halo de esperanza a una derecha que, ni unida, había conseguido hacerse con el Gobierno. Los últimos sondeos internos, sólo difundidos fuera de Venezuela, arrojan un descenso en la intención de voto por Maduro. En concreto, son 9,3 puntos porcentuales entre el 4 y el 11 de abril los que ha perdido el 'hijo político' de Chávez, mientras Capriles subió 1,6 puntos, según un estudio de Datanálisis.

El heredero político del fallecido Hugo Chávez reunió así una intención de voto del 44,4%, frente al 37,2% de Capriles en unas elecciones decididas por mayoría simple. Eso coloca a los contendientes a una distancia de 7,2 puntos porcentuales. Capriles perdió por 11 puntos las elecciones de octubre frente a Chávez.

Ha sido la campaña electoral más corta que se recuerda en el país, apenas 10 días llenos de discursos cargados de promesas y de descalificaciones entre ambos candidatos. Maduro, sucesor del socialismo del siglo XXI que Chávez impulsó, ha prometido mantener en alto las banderas de la revolución y el socialismo, especialmente en materia de programas sociales, conocidos en el país como misiones. Entre otras, cientos de miles de familias desfavorecidas pudieron dormir bajo techo gracias a la Gran Misión Vivienda financiada con los ingresos del petróleo.

El actual presidente encargado ha prometido hospitales, construir un nuevo estadio de béisbol y uno de fútbol en Caracas, un fondo minero nacional, la ampliación de carreteras, teleférico y tres alzas salariales este año, que en total elevará hasta un 45 % el salario mínimo de 2.047 bolívares (unos 324 dólares), entre otras.

Por su parte, Capriles, que ha cuestionado la tildada por la derecha como 'regaladera de Chávez'  a aliados en otros países, ha dicho que prevé, con el apoyo privado, la construcción de unas 200.000 viviendas al año. Y esta es la radical diferencia entre un modelo que apuesta por la función social del Estado como garante de derechos y otro modelo que ya había condenado al olvido a los que no tienen nada.

Capriles se adelantó a Maduro en cuanto al aumento salarial. Al inicio de la campaña anunció una subida general del 40 % y ajustar en el mismo porcentaje las pensiones, así como la creación de un fondo para medicinas para pensionados, entre otras promesas.

Faltan tan sólo unas horas para conocer el siguiente escenario de Venezuela: chavismo sin Chávez o triunfo de la oligarquía empresarial. Si, como indican las encuestas, gana Maduro, de él dependerá la continuidad de la revolución bolivariana.