Público
Público

Venezuela expulsa a tres diplomáticos de EEUU

El presidente Nicolás Maduro acusa a los tres funcionarios de colaborar con la oposición en su estrategia para desestabilizar el país promoviendo los sabotajes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro ha anunciado la expulsión de tres funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, con sede en Caracas, por colaborar con la oposición en su estrategia para desestabilizar el país, promoviendo los sabotajes y la 'guerra económica' que, a su juicio, están promoviendo los empresarios contra el Gobierno, recurriendo al desabastecimiento de productos básicos. 

Según el mandatario, los tres diplomáticos 'se reúnen con la extrema derecha venezolana para financiar las acciones de sabotaje del sistema eléctrico y económico'. Y, por esta razón, 'tienen 48 horas para abandonar el país. Quedan expulsados. No me importa las acciones que tome el Gobierno de Barack Obama', ha afirmado Maduro desde el Estado de Falcón, en el noroeste de Venezuela. El prsidente ha indicado que la orden de expulsión ha sido trasmitida al canciller venezolano, Elías Jaua.

'Fuera de Venezuela, yanquis go home, ya basta de abusos contra la dignidad de la patria que quiere paz. Fuera de aquí', dijo Maduro en un acto de Gobierno mencionando a los funcionarios por el nombre en inglés. Una fuente de la Embajada estadounidense en Caracas confirmó que los funcionarios son Kelly Keiderling, que venía desempeñando el cargo de encargada de negocios, y es la funcionaria de mayor rango en la legación de Estados Unidos; Elizabeth Hoffman, que trabaja en la sección política; y el vicecónsul, Dave Moo.

Maduro ha manifestado que pedirá a la Justicia que investigue a este 'grupo' de funcionarios, que está muy activo en el este de Venezuela, en Guayana, ya que se han reunido con dirigentes sindicales y políticos de la derecha, además de 'con otros que se ponen boina roja para darle las puñaladas por debajo a la patria'. Además, ha calificado la actitud de los funcionarios de hostil, ilegal e intervencionista, y ha dicho que violan las leyes internacionales, según el canal Telesur.

Por su parte, Jaua puso a disposición del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, un informe que apoya la decisión de Maduro. 'El informe está a la orden del secretario Kerry, si él quiere saber qué es lo que hacen sus funcionarios aquí, si es que no lo sabe, aquí está toda la información con fotos, con los testimonios, con los carros con las reuniones grabadas, fotografiadas, de la actuación absolutamente ilegal de los funcionarios'.

El Gobierno afirma que la oposición se estaría preparando para no reconocer los resultados electorales del 8-DEl ministro acusó a los funcionarios de Estados Unidos de reunirse con sectores de la oposición como el gobernador del estado Amazonas, el opositor Liborio Guarulla, a quien tildó de 'uno de los elementos fundamentales de la conspiración' así como con opositores en otras zonas del país. El canal de televisión pública VTV mostró imágenes de Keiderling, encargada de negocios; Elizabeth Hoffman, que trabaja en la sección política, y el vicecónsul Dave Moo, saliendo de la sede de la organización no gubernamental Súmate en Ciudad Bolívar (sureste) como supuesta prueba de la conspiración. Y añadió que 'informantes nuestros dentro de la organización pudieron verificar como se trabajó la idea nuevamente del desconocimiento de las elecciones (municipales) de cara al 8 de diciembre especialmente en el estado Bolívar'.

La salida de Keiderling, la funcionaria de mayor rango en la delegación de Estados Unidos, supone un nuevo paso en el alejamiento de una posible normalización en las relaciones de ambos países. Venezuela y Estados Unidos mantiene las embajadas a nivel de encargados de negocios desde finales de 2010, cuando se quedaron sin embajadores. En los últimos meses Venezuela ha cancelado en dos ocasiones iniciativas para mantener conversaciones con Estados Unidos en reacción a comentarios de funcionarios estadounidenses que ha considerado una intromisión.

El pasado viernes, la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson negó en declaraciones a Efe que Washington obstruyera la entrada de Maduro y su delegación para su participación en el encuentro de la ONU y consideró que ambos países pueden avanzar en una dirección positiva. 'Al final, se requieren dos (para resolver problemas), y nosotros estamos preparados para hacer nuestra parte, y solo podemos esperar que los venezolanos estén preparados para hacer la suya'.