Público
Público

VENEZUELA Homenaje a Hugo Chávez en Bruselas al cumplirse 5 años de su muerte

El acto, organizado en la casa de América Latina en Bruselas, contó con la presencia de la embajadora de Venezuela ante la UE, Claudia Salerno, el eurodiputado español Javier Couso y las embajadas de Bolivia, Nicaragua y Cuba en el país.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

Claudia Salerno, embajadora de Venezuela ante Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea, en el acto homenaje a Chávez. / MARTA MONFORTE

Una pancarta con fondo blanco y cinco caras: el Ché, Fidel Castro, Chávez, Correa, Ortega y Evo Morales. Un atril con la bandera de Venezuela y un póster con la foto de Hugo Chávez que reza: ‘La revolución llegó para quedarse’. Al otro lado, un micrófono y una partitura. Se celebra un homenaje a Hugo Chávez en la casa de América Latina de Bruselas. Unas cincuenta personas acuden a la cita, que es amenizada con canciones populares y combativas, una de ellas, ‘Yo te nombro, libertad’ de Gian Franco Pagliaro, es cantada con especial emoción por los allí presentes.

“Cinco años ya. Parece mentira. Todos los que tenemos el corazón a la izquierda podemos recordar dónde estábamos aquel 5 de marzo a las 16:25”. Así comienza el discurso de Claudia Salerno, la embajadora de Venezuela ante Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea, que explica brevemente cómo se enteró de la muerte del expresidente venezolano.

En medio de una autopista de Caracas, camino a casa, Salerno cuenta que recibió un mensaje del hijo del entonces vicepresidente: “Tienen que ser muy fuertes”. “No había terminado de entender el mensaje cuando, por la radio, empezamos a escuchar la entrada de una cadena nacional”. En ese momento, el mundo se detuvo —explica—; autobuses y coches se pararon en medio de la carretera y los allí presentes fueron caminando hacia la plaza bolívar de Caracas. “Nosotros no estábamos preparados para que eso pasara. No queríamos estar preparados”, concluye la embajadora.

"Si nos toca comer cable, comeremos cable; si nos toca comernos los zapatos, nos comeremos los zapatos"

“Me piden que hable de las sanciones, pero no me siento con ganas de hablar. Tenemos el ejemplo de Cuba para decirnos que no importa lo que el imperio haga cuando hay temple moral suficiente”, frase que arranca el aplauso mayoritario del público. “Si nos toca comer cable, comeremos cable, si nos toca comernos los zapatos, nos comeremos los zapatos”. La embajadora, consciente de que las sanciones están afectando al pueblo venezolano, destaca que la “única razón por la que no ha habido ni habrá una guerra civil” es la voluntad democrática del pueblo venezolano para solucionar sus problemas “votando, votando y votando”.

Comparada con la cubana somos una revolución adolescente y, como tal, tenemos nuestros aciertos y errores”. Salerno está convencida de que las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo 20 de mayo “no van a destruir la voluntad del pueblo venezolano de votar en paz y de mantener ese sueño inmenso que nos dejó Hugo Chávez”.

Acto final del homenaje a Chávez, con la embajadora y Javier Couso (dcha). / MARTA MONFORTE

Venezuela desde la Unión Europea y España

Javier Couso, eurodiputado por Izquierda Unida, acudió al acto pero no participó en el mismo y cuenta a Público que "la Unión Europea está actuando de manera que es una réplica de lo que hace EEUU". Destaca, además, la presencia de Zapatero en el proceso de paz venezolano (pese a disentir con él políticamente en muchos aspectos) pero para él es un ejemplo del “papel que debería estar jugando la Unión Europea”.

Sin embargo, la UE “se pone de parte de esa oposición venezolana que apuesta por la violencia, el terrorismo callejero y llama al golpismo. Y esto está totalmente alejado de lo que dice la UE en su defensa de la democracia y los derechos humanos”, concluye.

Respecto a España, el eurodiputado explica que el Partido Popular trata a Venezuela como si de “un asunto local” se tratase para servirse de excusa y atacar a “determinados partidos emergentes de nuestro país caracterizando a Venezuela como una dictadura”.

"La Unión Europea está actuando de manera que es una réplica de lo que hace EEUU", dice Couso

Además, sobre la imagen que transciende de Venezuela en nuestro país, Couso explica que hay un “gran problema que afecta al periodismo, a la concentración de medios en muy pocas manos y que afecta también a la credibilidad en los mismos”. El eurodiputado recuerda varios informes muestran que los “ciudadanos españoles tienen muy poca confianza en sus medios de comunicación” porque “hemos ido a una concentración de medios que hace que la Sexta y la Razón pertenezcan al mismo grupo”.

Por ese motivo, a Couso no le extraña que la Venezuela que aparece en los medios españoles no se mencione los numerosos procesos electorales que han tenido lugar en el país tras la llegada del chavismo y que instituciones como la Fundación Carter avalan.

Embajadores Cuba, Bolivia, Nicaragua, Venezuela. / MARTA MONFORTE

Los países del ALBA, unidos en Bruselas

Algunos representantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), también acudieron al homenaje y dedicaron unas palabras al comandante a petición de Salerno.

Mauricio Lautaro, embajador de Nicaragua en el país, “nosotros seguimos siendo sandinistas, fidelistas, raulistas, chavistas… y vamos a morir así. El imperialimo, los colonialistas, la derecha y sus serviles socialdemócratas, están decididos a eliminarnos completamente y estamos peleando para defendernos”.

"Venezuela no está sola y lo estará. Los que pretenden que lo esté, fracasarán"

Víctor Manuel Cairo Palomo, el segundo jefe de misión de la embajada cubana en el país belga, “el propio Fidel catalogó su amistad con Chávez al decir ‘ha muerto el mejor amigo del mundo’. “Lo sentíamos como un hijo de Fidel. Y yo creo que esa hermandad se ve reflejada en los países del ALBA. Venezuela no está sola, amigos, y no estará sola. Los que pretenden que lo esté, fracasarán porque trataron de intentar que Cuba lo estuviera y no lo han logrado. Hartos estamos de las mentiras de la prensa”.

Nestor Gabriele Bellavite, embajador de Bolivia en el país, “el comandante Chávez es un poco boliviano. Perdonad que sea breve, la emoción me invade. Solo decir que es un gigante y lo extrañamos mucho”.

Carolina Gerendas, representante del PSUV en Bélgica, también participó en el acto, en el que dejó claro que aunque “el año 2017 ha sido uno de los más duros de la revolución venezolana”, el partido afrontará estas elecciones con determinación porque “las elecciones son diferentes formas de organización popular” y se tratan, al fin y al cabo, de “una victoria popular”.

Una de las pancartas colocadas en el acto de homenaje a Chávez en Bruselas. / MARTA MONFORTE

Expresos políticos entre los asistentes

“Soy chileno y tengo un compromiso que todavía no se ha terminado. Soy un expreso político de la dictadura militar de Pinochet y estoy en este acto por Chávez y por toda la revolución”, es el testimonio de Hugo Tapias para Público, afincado en Bruselas desde el año 85.

“Me da una vergüenza enorme —continúa— que el Gobierno de mi país esté en contra de la revolución. Chávez para mí es mi padre. Yo estuve en la revolución nicaragüense, estuve con mi partido y para mí es un orgullo haber luchado. Nunca dejaré de hacerlo”.

“Lo que muestra la tele de Venezuela es una parte de la realidad"

Elisa, también chilena, cuenta que “le emociona profundamente estar aquí en un día tan importante, Chávez para fue el símbolo de que las cosas podían cambiar, de que una revolución era posible”. Sobre cómo se percibe Venezuela en el extranjero, explica que “lo que muestra la tele es una parte de la realidad, muy descontextualizada. Lo interesante, en realidad, es lo que no se ve”.

Tras el homenaje, la música sube de volumen. Los mojitos amenizan la velada y las empanadas de carne los estómagos hambrientos. Si bien alguna lágrima cae durante el acto y mientras suenan canciones protesta, la sonrisa llega al final del acto. “No es un día para estar triste  —dicen— Chávez no lo querría así”.