Publicado: 16.02.2014 09:03 |Actualizado: 16.02.2014 09:03

Venezuela libera a 73 de los detenidos durante las protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía venezolana informó este domingo de que de las 99 personas que fueron puestas bajo su control por los incidentes tras las manifestaciones desde el pasado miércoles 73 han quedado libres, 13 con medida de prisión y el resto están pendientes de ser presentados ante un tribunal, mientras sigue habiendo enfrentamientos entre manifestantes de la oposición y las fuerzas de seguridad venezonalas.

El Ministerio Público señaló que "fueron otorgadas otras 48 medidas cautelares a favor de ciudadanos imputados, tras su participación en hechos de violencia los días 12 y 13 de febrero" en varios estados del país y el área metropolitana de Caracas, que se sumaron a otras 25 que habían sido cursadas hasta ayer.

"Cabe recordar que a la orden del Ministerio Público sólo fueron puestas 99 personas, de las cuales sólo 13 han sido privadas de libertad en virtud de la gravedad de las acciones", indicó el organismo en un comunicado.

Agregó que "hasta ahora, restan por medidas 12 personas aprehendidas, una de ellas un adolescente, cuyas audiencias se realizarán ante los tribunales de control del estado Carabobo" (centro-oeste).

La oposición venezolana informó hoy de la liberación de 112 personas que fueron detenidas desde el pasado miércoles tras las marchas que culminaron con enfrentamientos con la Policía y destacó que aún quedan 47 jóvenes en calabozos de varios estados del país, la mayoría de ellos estudiantes universitarios.

"A esta hora tenemos liberados 112, quedan 47 detenidos y estamos pasando revista a ver si hubo presos en las protestas de ayer", dijo la dirigente opositora Delsa Solórzano.

Tres personas murieron y más de 60 resultaron heridas tras una manifestación de estudiantes contra el Gobierno que el pasado miércoles degeneró en enfrentamientos con la Policía.

Los estudiantes han mantenido marchas todos los días desde entonces en demanda de la liberación de los detenidos y de que se haga justicia en el caso de los tres jóvenes muertos.

Las protestas, que comenzaron en el ámbito universitario, se recrudecieron tras las muertes del pasado miércoles y la crispación política en el país ha llevado a varios portavoces del Gobierno a hablar de una "intento de golpe de Estado", entre ellos el del propio presidente Nicolás Maduro.

"Esta revolución pacífica tomaría un carácter armado si hay un golpe de Estado"

"Quizá si un día ustedes recibieran la noticia de que la oligarquía logró caotizar Venezuela y el Gobierno cayó, escenario negado, quizás sería el inicio del fin de esta oligarquía y esta revolución pacifica, democrática, quizás tomaría otro carácter, quizás tomaría un carácter armado", dijo Maduro.

El presidente ofreció un discurso en el marco del I Encuentro de Mercosur Obrero que se realiza en Caracas y comentó a los representantes del mecanismo que esta reflexión la había hecho durante una conversación telefónica que sostuvo hoy con el gobernante de Bolivia, Evo Morales.

"Que lo sepa el mundo, estamos decididos a todo, y frente a un golpe fascista, nosotros profundizaríamos y radicalizaríamos esta revolución hasta más allá de los límites que se han conocido hoy, por el camino del socialismo, que lo sepan, y saldría nuestra fuerza armada, nuestras milicias, nuestra clase obrera", advirtió.

El comentario de Maduro se produce en el cuarto día de conflictos que se iniciaron el pasado miércoles después de que una manifestación contra el Gobierno terminara en hechos violentos que dejaron tres muertos, decenas de heridos y detenidos.

"Sepan ustedes que yo no voy a renunciar porque este poder no me pertenece, es del pueblo", dijo al reiterar que las protestas que hay en el país tienen como fin último sacarlo del poder con un plan coordinado por el dirigente opositor Leopoldo López y financiado, dijo hoy, por el expresidente de Colombia Álvaro Uribe.

"La revolución no va a renunciar, que lo sepan los oligarcas de aquí y los del mundo, que lo sepa el financista principal de este golpe de Estado que es Álvaro Uribe Velez, así lo denuncio (...) ha preparado a este grupo de un señor fascista Leopoldo López", señaló y reiteró así lo dicho más temprano en un acto de masas.

Dijo que "el quilombo mayor" que se produciría si llegara a la Presidencia "un fascista" sería ver "qué hacen con el pueblo" que, aseguró, saldría a "rescatar la democracia y la patria".

"La revolución bolivariana jamás se entregaría, jamás se rendiría, nunca jamás, y estamos preparados para cualquier escenario que venga, sépanlo, para lo que venga", aseguró al tiempo que comentó que su Gobierno cuenta con el apoyo de una "mayoría comprobada".

Más temprano el presidente también comentó que si la oposición quiere calle, entonces le dará calle.

"No podemos tener ni un milímetro de debilidad ni un segundo de vacilación porque se trata de derrotar una corriente fascista que quiere acabar con la patria, con la paz y la independencia que hoy tenemos", dijo.