Público
Público

Los verdes se atascan

Santos se considera presidente tras el decepcionante resultado de Mockus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unidad nacional, puentes a la oposición y agradecimientos a Uribe. Fue la esencia del mensaje del candidato del Partido de la U, Juan Manuel Santos, tras conocer que le había sacado 25 puntos porcentuales a su principal rival, Antanas Mockus, y se había quedado a cuatro puntos de ganar en la primera vuelta.

'Llamo a la unidad nacional y la pondré en práctica en mi Gobierno', dijo Santos, quien no pudo evitar hablar como si ya hubiera ganado la segunda vuelta. 'Mi Gobierno será de inclusión. Convoco a todos los ciudadanos y a todos los partidos a este gran acuerdo para que haya trabajo y más trabajo', afirmó el ex ministro de Defensa, recibido por 2.000 globos y una multitud eufórica en el hotel de Bogotá, donde siguió la jornada electoral.

'No reconozco enemigos en la política nacional ni en ningún gobierno extranjero', añadió, lanzando un mensaje directo a Caracas y Quito, con las que se rompieron las relaciones durante el Gobierno de Álvaro Uribe.

Santos se deshizo en agradecimientos a Uribe, a quien calificó de 'el mejor presidente de la historia de Colombia'. 'Gracias a usted, Colombia ha vivido una de las elecciones más tranquilas de su historia y los debates han podido girar no en torno a las FARC sino a propuestas de prosperidad', dijo Santos. 'Este es el triunfo de quienes queremos defender su legado'. La multitud apenas le dejaba hablar: '¡Uribe, presente; Santos, presidente!', gritaban.

El candidato de Uribe llama a un acuerdo de unidad nacional

En otro barrio de la ciudad, los gritos eran bien distintos. '¡Tu vida es sagrada!' y '¡Menos corrupción, más educación!', coreaban los seguidores del Partido Verde, que festejaban los resultados como si en lugar de un 21%, hubieran sacado el 34% que les auguraban las fallidas encuestas.

'Más de tres millones de personas se han unido en una ola verde de esperanza' que cree que la violencia y la corrupción 'no son un destino sino un problema superable', dijo el matemático, ex rector y ex alcalde Antanas Mockus, acompañado de su familia.

'Representamos a una ciudadanía nueva que desea participar en política con eficacia y decencia. Tres deseos nos contagian: la vida es sagrada, los recursos públicos son sagrados y no todo vale', gritó el tímido Mockus. 'Si somos suficientemente innovadores, vamos a ganar la segunda vuelta', auguró.

Pero muchos de los que piensan votar por Mockus el 20 de junio no ocultaban su sorpresa por unos resultados que ninguna encuesta vaticinó. Es el caso de Aura Lucía Nivia, de 32 años y dedicada a temas de cooperación. 'No pensaba que Santos iba a tener un porcentaje tan alto', admite. 'Creo que es debido a la maquinaria política en las regiones. Los senadores del Partido de la U han hecho campaña en todos los departamentos. Eso contrasta con la ausencia de maquinaria del Partido Verde', añade Nivia, que votó por el liberal Rafael Pardo en la primera vuelta.

El líder del Partido Verde augura que ganará la segunda vuelta electoral

'Hemos sufrido ocho años de argucias contra nosotros y podemos decir: aquí estamos, estamos vivos', clamó Gustavo Petro, candidato del izquierdista Polo Democrático y uno de los opositores que ha sido espiado por los servicios secretos de Uribe. Con su 10,1%, Petro dobló el porcentaje que le auguraban las encuestas, si bien perdió cientos de miles de votos con respecto a 2006.

Noemí Sanín, candidata de uno de los grandes perdedores, el Partido Conservador segunda fuerza en el Parlamento, ni siquiera compareció ante sus electores y difundió un soso mensaje televisado para dar las gracias a sus votantes.

El liberal Rafael Pardo dijo que dará libertad de voto de cara a la segunda vuelta. Y la sorpresa de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, que quedó tercero, declaró no sentirse con derecho a decir a los colombianos qué votar. 'Me sentiría muy mal apropiándome de una vocería de quienes votaron de manera independiente', apuntó.

Este mensaje bien puede cambiar a partir de hoy, cuando comienza la campaña para la segunda vuelta; tres semanas de alianzas y pactos para configurar el poder que regirá Colombia.