Público
Público

Veto en el Ejército estadounidense Un juez bloquea el veto de Trump a las personas transgénero en el Ejército

Un juzgado federal de Washington exige a la administración Trump "que regresen a la práctica y política de larga data sobre el servicio de individuos transgénero en el ejército que fue implementada antes de junio de 2016 ".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Protesta en Times Square, Nueva York, el pasado mes de julio contra el veto de Trump a los transexuales en el Ejército. /REUTERS

Un juzgado federal de Washington ha bloqueado este lunes la prohibición de servir en el ejército a las personas transgénero que impulsó Trump.

"Estoy ordenado al Secretario de Estado y al Secretario de Seguridad Interior con respecto a la Guardia Costera, que regresen a la práctica y política de larga data sobre el servicio de individuos transgénero en el ejército que fue implementada antes de junio de 2016" expresa la jueza Kollar-Kotelly en la orden judicial.

Kollar-Kotelly ha estimado la demanda de inconstitucionalidad de grupo de personas transgénero el pasado agosto para bloquear el veto alegando una violación de sus derechos constitucionales de igualdad y protección ante la ley, tras la orden de Trump que ordenaba al ejército no aceptar a nuevos reclutas transgénero y quitaba los fondos del gobierno para terapias de reasignación de sexo para personal militar activo.

El veto ha sido bloqueadp en base a que las razones dadas para su puesta en marcha "no parecen estar apoyadas por ningún hecho", además, el juzgado ha tenido en cuenta "las inusuales circunstancias que rodearon el anuncio del presidente" a la hora de tomar la decisión.

El pasado 27 de julio, el presidente de EEUU anunció en Twitter que: "Nuestro ejército debe estar centrado en una victoria decisiva y abrumadora y no se le puede cargar con los costes médicos y la perturbación que implicaría los transexuales en el ejército".

Una medida de Trump hecha para sus seguidores más conservadores, muy en consonancia con la decisión de levantar el pasado febrero las protecciones que dio Obama a los estudiantes transgénero de la escuela pública.

Fue así como Trump cerró la puerta a un colectivo que había empezado a incorporarse públicamente a filas en junio de 2016 durante la Administración Obama.

En aquel momento, con Ash Carter como máximo responsable de Defensa, se anunció una nueva política que ponía fin a la prohibición imperante, que negaba el acceso de los transexuales al ejército.

Según estimaciones recogidas por la BBC, el número de militares transgénero en las filas estadounidenses asciende a unos 11.000 de entre un total de 1,3 millones de militares activos.