Público
Público

Los viajeros llaman al boicot contra los controles en los aeropuertos

Grupos de viajeros de Estados Unidos organizados por la Red se movilizan tras los últimos casos de invasión de la privacidad en los controles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace casi un año del atentado frustrado en un avión en Detroit por parte del miembro de Al Qaeda, Abdoul Farouk Abdulmutallab. Desde entonces, las medidas de seguridad en los aeropuertos de Estados Unidos han ido en aumento, hasta aprobarse la colocación de escáneres corporales en las terminales, que permiten conocer lo que cada persona porta en su cuerpo.

Sin embargo, muchos han visto en este tipo de tecnología una medida invasiva de la intimidad y por ello grupos de viajeros organizados a través de Internet han decidido iniciar un boicot para el próximo 24 de noviembre, día anterior a la celebración de Acción de Gracias y uno de los días con más tráfico aéreo de todo el año. La idea es que todos se nieguen a pasar por el escáner corporal.

A una superviviente de cáncer de mama le obligaron a quitarse su implante mamario

Precisamente, hace una semana se conoció que un centenar de imágenes tomadas en esos escáneres fueron colgadas en la Red. El enfado de la ciudadanía ha llegado hasta tal punto, que el pasado 13 de noviembre, un joven californiano llamado John Tyner, se ha hecho famoso por negarse a pasar por el escáner, prefiriendo ser registrado por los miembros de la seguridad.

Lo que diferencia a Tyner del resto de los mortales es que él decidió grabar con su móvil la conversación que mantuvo con quien le registró. 'Como me toques el paquete, te denunciaré', le amenazó Tyner. Esta frase se ha convertido en un auténtico hit en Estados Unidos, llegando a protagonizar hasta un vídeo musical que parodia su experiencia.

La situación ha llevado al jefe de la seguridad aérea estadounidense, John Pistole, a declarar que van a intentar que los métodos de escaneo y registro sean 'lo menos invasivos posible'. Sin embargo, más tarde reconoció que no piensan 'cambiar las políticas'. 'Hay un constante proceso de ajuste para asegurarnos de que se aplican las mejores prácticas', añadió. 

Ni Hillary Clinton quiere pasar los controles de seguridad

Cuando Pistole habla de métodos 'invasivos', hace una referencia implícita a uno de los casos que ha conmocionado a la sociedad estadounidense. Cathy Bossi, una auxiliar de vuelo de la compañía U.S. Airways, hizo como Tyner y prefirió ser registrada a pasar por el escáner. Lo que no sabía es que su decisión le iba a resultar humillante. Durante el registro, le obligaron a quitarse la prótesis mamaria que Bossi lleva desde que superó un cáncer de mama. 'No podía creer que algo así me ocurriría', aseguró la mujer, según informa la cadena NBC. 'Solo intentaba acudir a mi trabajo', se lamentaba.

Los escáneres y los registros se han convertido en unos medios tan odiados que ni siquiera la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quiere pasar por ellos. 'Si pudiera evitarlos, los evitaría, ¿quién no?', afirmó a la CBS el pasado domingo. 'Estamos buscando vías para disminuir el impacto en los viajeros', justificó más tarde.

Detrás del negocio de la seguridad aérea se encuentran, entre otras, las compañías productoras de escáneres, cuyo gasto en lobbys (grupos de presión política) se ha doblado en los últimos cinco años, según informa USA Today, que pone de ejemplo a la empresa L-3 Communications.

Las compañías de escáneres han doblado el gasto en lobbys en los últimos años

Esta compañía, que ha obtenido 39,7 millones de dólares en la venta de este tipo de máquinas al Gobierno, gastó en los primeros nueve meses del año 4,3 millones de dólares tratando de influir al Congreso y a las agencias federales. Una cantidad muy superior a los 2,1 millones que se gastaron en 2005, según datos del Center for Responsive Politics. Una de las personas contactadas por estos lobbys fue Linda Daschle, quien fuera oficial de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos.

Otra de estas empresas, Rapiscan System, gastó 271.500 dólares en lobbys el año pasado frente a los 80.000 dólares que invirtió durante los cinco años anteriores. La compañía logró del Gobierno 41,2 millones de euros en la venta de escáneres.

En parte, gracias a Michael Chertoff, ex secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, contratado por la empresa el año pasado y uno de los mayores defensores del uso de este tipo de tecnología para luchar contra el terrorismo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.