Publicado: 04.08.2015 20:36 |Actualizado: 04.08.2015 20:36

El secretario de Estado de Asilo belga no entiende por qué los inmigrantes duermen en la calle

Theo Francken asegura que muchos de ellos pagan 10.000 euros para venir a Europa y considera que es "inocente decir que no tienen 50 euros para pagar una habitación de hotel".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Theo Francken./ REUTERS/FRANCOIS LENOIR

Theo Francken./ REUTERS/FRANCOIS LENOIR

BRUSELAS.- El secretario de Estado de Asilo y Migración del Gobierno de Bélgica, Theo Francken, ha cuestionado el poder adquisitivo de los inmigrantes y solicitantes de asilo que duermen en la calle, ya que "han pagado 10.000 euros" para llegar a Europa y ahora "no tienen 50 euros para pagarse una habitación en un hotel".

En una entrevista con la emisora VRT, Francken ha dado su particular explicación de por qué 50 inmigrantes habían pasado la noche en la calle. El viceministro ha explicado que las autoridades ofrecen comida y refugio a todos los extranjeros que solicitan asilo, por lo que "los que duermen en la calle son personas que todavía no lo han pedido".



"Desde el momento en que presentan una petición, tienen un sitio. Todo el mundo recibe cama, ducha y pan", ha asegurado Francken, miembro del partido Nueva Alianza Flamenca (N-VA).

"Es inocente decir que no tienen 50 euros para pagar una habitación de hotel" - Theo Francken

En su entrevista, sin embargo, ha añadido un polémico matiz al considerar "una caricatura" que todos los inmigrantes carezcan de recursos, ya que, según él, "muchos de ellos pagan más de 100.000 euros para venir aquí". "Es inocente decir que no tienen 50 euros para pagar una habitación de hotel", ha apostillado el secretario de Estado.

Además, Francken también ha asegurado que los extranjeros que duermen en la calle pueden alojarse en casas de familiares o conocidos, ya que hasta Bélgica han llegado "muchas personas del mismo origen", según informan los medios belgas.

Lluvia de críticas

Una organización que ayuda a los solicitantes de asilo, Vluchtelingenwerk Vlaanderen, ha considerado "cínicos" y "fuera de lugar" los comentarios del viceministro. "No se trata de si tienen algo de dinero, sino de si el Gobierno tiene los suficientes recursos para apoyar a las personas que están aquí", ha subrayado una portavoz.

Por parte de Francken, ha respondido a la polémica a través de una portavoz que no ha querido entrar en demasiadas valoraciones. Así, ha evitado revisar las declaraciones del viceministro y ha insistido en que el Ministerio sigue "trabajando para solucionar" el problema de la inmigración.