Público
Público

Las víctimas de la pederastia en la Iglesia reclaman indemnizaciones

Más de 500 afectados por abusos acudirán a la vía civil en Bélgica al haber prescrito los delitos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las víctimas de los sacerdotes pederastas belgas, medio millar según un informe revelado la pasada semana en Bruselas, pedirán indemnizaciones económicas a la Iglesia católica, según informó la agencia de noticias Belga. El abogado de una treintena de víctimas, Walter Van Steenbrugge, declaró que sus clientes buscarán justicia por la vía civil dado que la mayoría de delitos han prescrito (se cometieron en los años sesenta, setenta y ochenta). 'Las víctimas tienen derecho a su reconocimiento y a ser compensadas', dijo el pasado sábado en el telediario belga de la RTBF el letrado de las víctimas de los abusos, según informa Efe.

El pasado viernes se presentaron las conclusiones de la comisión Adriaenssens de investigación de abusos sexuales en el seno de la Iglesia belga. El documento reveló que 507 niños y niñas sufrieron abusos durante varias décadas sin que la jerarquía católica pusiera freno. De los cientos de menores, 13 se suicidaron.

A lo largo de 200 páginas se sucedían los testimonios de antiguos alumnos de internados religiosos víctimas de los abusos y se denunciaba una ley del silencio en la cúpula eclesiástica belga, conocedora de muchos casos, durante 30 años.

'Tienen derecho a ser compensadas', afirma el abogado de 30 víctimas

Algunas víctimas decían haberse sentido con renovadas fuerzas para denunciar sus oscuros traumas de infancia después de que el papa Benedicto XVI hubiese censurado públicamente al ex obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, acusado de haber violado a su propio sobrino. Dos días después de la presentación del informe, por el psiquiatra infantil y ex director de la comisión, Peter Adriaenssens, el cardenal belga Godfried Danneels dijo sentirse 'chocado' por lo acontecido en una de las pocas reacciones que han podido escucharse de la Iglesia belga.

La magnitud de los abusos sexuales en la Iglesia belga ha llevado a Adriaenssens a tildar este episodio como 'el caso Dutroux de la Iglesia', en referencia al pederasta y asesino de niñas Marc Dutroux.

El partido socialista belga ha pedido que Adriaenssens presente su informe en el Parlamento para su discusión por los grupos políticos, mientras que los cristianodemócratas han propuesto la creación de una célula de ayuda psicológica a las víctimas.

El escándalo de los abusos sexuales en Bélgica estuvo presente también en la clausura del XXX Congreso de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, que este fin de semana ha reunido en Madrid a un millar de representantes de la Iglesia 'disidente' como expresaron en el mensaje de clausura. 'La negativa a la ordenación de mujeres es considerada arteramente por la jerarquía como un grave delito, al mismo nivel que la pederastia', proclamaron.

'Se ha acabado el tiempo de los silencios', denuncian teólogos españoles

Los teólogos subrayaron que 'se ha acabado el tiempo de los silencios', y que es hora de apostar por una Iglesia cercana a la mujer y a los jóvenes, que apueste por el diálogo interreligioso y que se aleje de una visión únicamente occidental, abriendo las puertas a África, Latinoamérica y Asia. El comunicado también denuncia 'los comportamientos xenófobos y racistas' de algunos gobiernos europeos en clara alusión a Francia y su política con los gitanos rumanos que expulsan de su territorio a etnias y pueblos enteros'.

El congreso también emitió un comunicado de apoyo a José Arregui, el teólogo forzado a abandonar la orden franciscana tras las presiones contra él del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla. 'Rechazamos enérgicamente este modo de proceder autoritario y antidemocrático que lamentablemente viene siendo habitual en la jerarquía católica', afirma el texto. 'Apoyamos el derecho a la insumisión' ante el 'comportamiento represivo' de Munilla, concluye.